El territorio chino de Hong Kong confirmó hoy los primeros casos de transmisión comunitaria de coronavirus de la variante Ómicron, vinculados a un tripulante de avión que había regresado de Estados Unidos y almorzó en un restaurante dos días después.

Otras dos personas que comieron en el restaurante se contagiaron: el padre del tripulante de Cathay Pacific, la aerolínea de la ciudad china, y un obrero de la construcción que comió en una mesa ubicada a 10 metros de distancia, dijeron hoy autoridades.

La secretaria de Salud dijo en conferencia de prensa que la gobernante de la ciudad, Carrie Lam, expresó su profundo malestar con el presidente y el CEO de la aerolínea porque algunos de sus empleados violaron el aislamiento de tres días tras su retorno.

La secretaria de Salud, Sophia Chan, calificó su conducta de "irresponsable", informó la cadena de noticias BBC.

Cathay Pacific dijo en un comunicado que cinco miembros de tripulaciones habían dado positivo en la variante Ómicron en días recientes y que algunos no cumplieron los protocolos.

La empresa se disculpó y anunció que habrá sanciones para los responsables.

Click to enlarge
A fallback.

Los tres casos de Ómicron fueron detectados ayer, tres días después de la comida en el restaurante, el lunes pasado, dijo Chan.

El empleado de la aerolínea había llegado de Estados Unidos el día de Navidad.

Dos veces dio negativo en una prueba de coronavirus, antes de dar positivo para Ómicron el martes.

El hombre tiene tres dosis de la vacuna de Pfizer y sigue sin síntomas, agregó Chan.

Hong Kong ya ha registrado 81 casos de la variante Ómicron, pero todos hasta ahora eran de personas que habían llegado infectadas desde el extranjero.

Hong Kong no tenía casos de coronavirus de transmisión local desde hace casi tres meses; el último se había reportado el 8 de octubre. (Télam)