Honduras comprará vacunas contra el coronavirus a los laboratorios ante el atraso del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que había prometido las primeras dosis para la segunda quincena de febrero, cosa que no cumplió porque, denunció, países ricos están acaparando gran parte de la producción global.

En un comunicado, el Gobierno informó que el Congreso reformó una ley con el objetivo de "permitir al país contar con la posibilidad de negociar y comprar directamente la vacuna contra la Covid-19 con los laboratorios fabricantes". 

La OMS informó en enero que los 90 países de ingresos bajos y medios que están en el Covax, diez de Latinoamérica, incluyendo a Honduras, recibirían un primer lote de al menos 24.000 vacunas del laboratorio estadounidense Pfizer a más tardar en febrero.

Después seguirían otras entregas por etapas a través del mecanismo de la OMS que agrupa a 150 naciones -60 ricas y 90 en vías de desarrollo- para garantizar un acceso equitativo a las vacunas.

El canciller Lisandro Rosales pidió disculpas a la población por haber confiado en el mecanismo de la OMS y anunció que están gestionando otras alternativas con fabricantes de la vacuna, reseñaron medios locales y la agencia de noticias AFP.

"Con todas la casas farmacéuticas que fabrican vacunas hemos hablado. Ya tenemos algunos precios fijados y esperamos que el pueblo hondureño nos disculpe por haber confiado en Covax", añadió.

Después de un breve descenso a finales del año pasado, la pandemia repuntó y los hospitales están a punto de colapsar en el país.

Desde mediados de marzo, el país centroamericano registra 165.000 casos y cerca de 4.000 fallecidos, según el último reporte sanitario.

Hoy la OMS acusó a países ricos de acaparar gran parte de las dosis producidas hasta ahora y de presionar a las farmacéuticas para concentrar sus vacunas, lo que está imposibilitando que cumpla con los compromisos asumidos por Covax con los países más pobres del mundo, muchos de ellos que aún no comenzaron a vacunar. (Télam)