El movimiento palestino Hamas, en el poder en la Franja de Gaza, fustigó hoy a Israel por bloquear la entrada de vacunas contra el coronavirus en el enclave, denunciando un "crimen" en "violación" del derecho internacional.

La Autoridad Palestina, con sede en la Cisjordania ocupada, había acusado ayer a Israel de negar la entrada de miles de vacunas contra la Covid-19 en Gaza, un enclave de dos millones de personas bajo bloqueo israelí.

Cogat, el organismo israelí encargado de las operaciones civiles en los Territorios Palestinos, dijo por su parte que la petición palestina de entrada de vacunas está "en estudio y a la espera de una decisión política".

La posición israelí es "un verdadero crimen y una violación de todas las leyes internacionales y normas humanitarias", declaró a la agencia de noticias AFP el portavoz de Hamas, Hazem Qasem.

También pidió el fin del bloqueo que Israel impone desde hace más de una década en Gaza para, según Tel Aviv, contener al movimiento armado Hamas.

El Gobierno palestino pidió a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que considere a Israel "plenamente responsable de los peligros de la prohibición de entrada de vacunas en Gaza", dijo su portavoz Ibrahim Melhem en una conferencia de prensa en Ramallah.

La Autoridad Palestina comenzó a vacunar a su personal médico a principios de febrero tras recibir 2.000 dosis de Israel.

A mediados de febrero, esperaba recibir al menos 50.000 vacunas más gracias al plan de ayuda Covax para los países más pobres, creado por la OMS y la Alianza para las Vacunas.

También recibió 10.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V y anunció su intención de compartir parte de las dosis con los palestinos de la Franja de Gaza, un territorio geográficamente separado de Cisjordania por Israel.

En Cisjordania, el ministerio de Sanidad registró oficialmente más de 115.000 casos de Covid-19, incluidos más de 1.400 fallecimientos. En la Franja de Gaza se registraron más de 53.700 infecciones desde el comienzo de la pandemia, con 538 muertes. (Télam)