Las autoridades de Colombia informaron hoy del hallazgo del cadáver del subteniente Cristian Calderón, secuestrado el sábado por disidentes de la guerrilla de las FARC en una zona rural del municipio de Sevilla, en el Valle del Cauca.

Calderón, ingeniero civil de 23 años, llevaba a cabo labores de reconocimiento junto a varios funcionarios del municipio de Sevilla cuando fue interceptado por los guerrilleros, presuntamente por miembros de la Compañía Adán Izquierdo, que opera en esta misma zona.

El militar se encontraba de civil, desarmado y venía de desarrollar un trabajo en zona rural cuando fue secuestrado, informó el medio local El Tiempo.

El comando de la tercera división del Ejército confirmó hoy el hallazgo del cadáver y prometió investigaciones para lograr identificar y detener a los responsables del crimen, según un comunicado recogido por la cadena RCN.

El cuerpo del oficial fue encontrado en San Antonio, zona rural de Sevilla, y al parecer registra varios impactos de bala, indicó el diario bogotano.

El presidente de Colombia, Iván Duque, también aseguró que "los criminales de este cobarde hecho serán perseguidos y llevados ante la justicia" y calificó al crimen como "una clara violación de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario", informó la agencia de noticias Europa Press.

Duque explicó a través de Twitter que, cuando fue secuestrado, Calderón colaboraba en unos estudios técnicos para la construcción de rutas en la zona, "para beneficio de las comunidades".

El secuestro y muerte de Calderón se conoce días después de que se informara que otro miembro del Ejército, el coronel Pablo Enrique Pérez, había sido asesinado por las disidencias de las FARC en Arauca, aunque este caso dio un giro tras la publicación de una prueba de vida.

En un video, Pérez, vestido con uniforme militar, manda mensajes de ánimo a su familia. "A veces las cosas no son como parecen y ojalá llegamos a una negociación", afirmó Pérez en ese video, según la emisora Caracol Radio. (Télam)