Las tareas de búsqueda y rescate de las víctimas continuaron hoy en Haití, tras el terremoto de 7.2 grados en la Escala de Richter que azotó a ese país el pasado 14 de agosto, según informaron las autoridades locales. El último reporte presentado por Protección Civil detalló que el movimiento telúrico dejó, hasta el momento 2.189 fallecidos y 12.268 heridos, que se suman a las 322 personas desaparecidas reportadas

Los habitantes de las comunidades se han sumado a las actividades para hallar a más víctimas. Por medio de un comunicado, las autoridades aseguraron que mantendrán informada a la población sobre "las acciones concretas del Gobierno, ya iniciadas en relación con el socorro, el apoyo y la asistencia sobre el terreno", especialmente, en los tres departamentos más afectados: Nippes, Sur y Grand'Anse. "Un tercer convoy está llegando a los Nippes para continuar con las acciones del Gobierno, sobre todo en las zonas más afectadas y alejadas de este departamento", indicó el texto. Asimismo, reiteraron que trabajan sin descanso para lograr el desbloqueo de todas las vías de acceso para que sea posible prestar la ayuda necesaria a los damnificados tras el terremoto. El Gobierno haitiano y Protección Civil también agradecieron la solidaridad de la comunidad internacional que ha enviado insumos para contribuir a mitigar las consecuencias del terremoto. Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) detalló que su Oficina de Coordinación Humanitaria envió, el pasado martes, un equipo de Evaluación y Coordinación de Desastres de 11 personas. Luego de las evaluaciones realizadas por este equipo, la Oficina advirtió que "es probable que las víctimas continúen aumentando a medida que persistan las operaciones de búsqueda y rescate". Int./GAM NA