El presidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) y líder de la oposición en Venezuela, Juan Guaidó, se manifestó hoy satisfecho por la consulta popular efectuada por ese sector, pese a que la participación ciudadana reportada no superó a la que, según el gobierno, tuvieron las elecciones parlamentarias del domingo pasado.

“Se superaron nuestras expectativas con respecto a la participación, presencia, desafío, reto, unificación de los sectores, ejercicio democrático”, afirmó Guaidó en teleconferencia de prensa.

De acuerdo con el comité organizador, más de seis millones de venezolanos participaron de la consulta, una cantidad similar a los 6,25 millones (30,5% del padrón) que, según datos oficiales, asistieron a votar el domingo pasado en los comicios parlamentarios desconocidos por la oposición.

En los días previos, voceros opositores declararon que estaban seguros de que la participación en la consulta sería holgadamente superior a la que registraron las elecciones parlamentarias.

Guaidó sostuvo que la consulta resultó “una respuesta masiva de esperanza por la lucha para alcanzar la democracia en el país” y remarcó que “los resultados solo reiteran el compromiso que tiene el gobierno legítimo con los venezolanos”, según la agencia de noticias Europa Press.

No obstante, hasta esta tarde el comité organizador no había divulgado los resultados de las respuestas a las tres preguntas formuladas a los ciudadanos en la consulta, que se realizó entre el lunes y el viernes pasados a través de una aplicación telefónica, y ayer de manera presencial, en puestos callejeros en Venezuela y otros países.

Se incluyeron tres preguntas a responder por sí o por no. La primera indagaba si se estaba de acuerdo con “el cese de la usurpación” del gobierno por parte del presidente Nicolás Maduro y la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias “libres, justas y verificables”.

Las otras dos interrogaban sobre el “rechazo” y el “desconocimiento”de las legislativas celebradas el domingo pasado y sobre el aval a gestiones ante la comunidad internacional para “rescatar nuestra democracia, atender la crisis humanitaria y proteger al pueblo de los crímenes de lesa humanidad”.

La consulta fue organizada con el fin de obtener un soporte político para la idea de mantener la composición actual de la AN y el gobierno interino designado por esta y encabezado por Guaidó más allá del 5 de enero próximo, fecha en que deben asumir los legisladores electos el domingo pasado, con holgada mayoría chavista.

Pese a esa iniciativa, el 5 de enero los actuales diputados perderán la inmunidad parlamentaria y el acceso a la infraestructura de la AN, por lo que la supuesta continuidad no tendrá sustento legal ni fáctico dentro de Venezuela. (Télam)