Un voraz incendio en el hospital San Borja, uno de los centros asistenciales más importantes de Santiago de Chile, obligó hoy a evacuar a los pacientes, muchos de ellos con coronavirus, en un momento de rebrote de la pandemia en el que gran parte del sistema sanitario trabaja al máximo de su capacidad.

El siniestro, que no dejó muertos ni heridos, comenzó cerca de las 7.30 en el cuarto piso del edificio, donde se ubican las calderas, por lo que de inmediato se ordenó una "evacuación interna" de varios pisos hacia el patio interior, indicó la Oficina Nacional de Emergencia a través de su página web.

El fiscal Fernando Ruiz, encargado de investigar lo ocurrido, indicó que una primera hipótesis, basada en información bridada por el personal del hospital, es que el fuego se inició por un cortocircuito.

"Esto deberá determinarse con las pericias que se van a realizar y que podrían eventualmente confirmar la hipótesis de una falla eléctrica", dijo el funcionario judicial citado por el portal de El Mercurio.

Un amplio dispositivo de policía, Ejército, bomberos y personal sanitario se estableció para ayudar a evacuar a los pacientes desde el interior hacia un estacionamiento o una zona segura a la intemperie fuera del sanatorio, con las medidas sanitarias adecuadas debido a la pandemia del coronavirus.

Mientras los bomberos accedieron al recinto cargados con mangueras y equipos especiales, los trabajadores de salud salían del mismo portando camillas con pacientes, muchos de ellos en situación crítica, ya que el hospital está especializado en situaciones médicas de alta complejidad, graficó la agencia de noticias AFP.

El ministro de Salud, Enrique Paris, señaló en una conferencia de prensa desde el lugar del siniestro que cuatro hospitales de la capital ofrecieron disponibilidad para recibir a los pacientes evacuados.

"A los pacientes con coronavirus hay que trasladarlos con mucha más precaución. Tienen que ser sacados del ventilador mecánico, desconectados de las bombas de infusión y monitores, pasados a una camilla especial con monitor y ventilación portátil y trasladados en ambulancias más complejas", dijo el titular de la cartera sanitaria.

El incendio ocurre en un momento de rebrote de la pandemia de la Covid-19 en Chile, donde gran parte del sistema sanitario está trabajando a su máxima capacidad.

La operatividad futura de San Borja por ahora es una incógnita, aunque el comandante del Cuerpo de Bomberos de Santiago, Gabriel Huerta, descartó la posibilidad de un derrumbe e informó a la prensa que tras haber controlado el incendio se empezó a hacer una evaluación de los daños.

"Respecto del funcionamiento del hospital es algo que hay que evaluar. En este momento pensamos que el hospital lo más probable es que el día de hoy no esté operativo, por esa razón es que estamos consiguiendo cupos de traslados", dijo por su parte el subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dougnac.

El funcionario, citado por el diario La Tercera, precisó que de los pacientes con Covid-19, ocho se encontraban con respiración mecánica, pero destacó que “todos están fuera de peligro”.

El coronavirus deja más de 4.000 nuevos contagios diarios desde hace un mes y, debido al alza de casos, varios pacientes habían llegado al hospital San Borja provenientes de otras regiones para aliviar la carga que soportan los hospitales en otras localidades del país.

El temor es que vuelva a alcanzar una ocupación de 90% de camas críticas en la Región Metropolitana, lo que ocurrió entre junio y julio cuando la pandemia alcanzó su pico en Chile.

A pesar del llamado a cuidarse por parte del Gobierno y otras instituciones, casi un millón de chilenos salieron de vacaciones a distintos balnearios, situación que mantiene en alerta a autoridades regionales por posibles brotes en playas y en las grandes ciudades al regreso de los turistas.

Chile reportó hoy 4.160 casos de coronavirus, para trepar a más de 722.000 desde el inicio de la pandemia, mientras que las autoridades informaron 82 fallecidos en las últimas 24 horas, lo que eleva el total a 18.339.

El Ministerio de Salud indicó además que 56.711 personas recibieron al menos la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19.

El 24 de diciembre de 2020 comenzó en Chile la campaña de vacunación con la llegada del primer cargamento de 10.000 dosis de Pfizer, las que fueron utilizadas para inocular al primer grupo de prioridad, el personal que trabaja directamente en las unidades de cuidados intensivos.

El país recibió el jueves un lote de cerca de 1.920.000 dosis de la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinovac y se espera que mañana llegue un cargamento similar para empezar el 3 de febrero próximo la campaña de inmunización masiva. (Télam)