Bogotá desplegará cerca de 9.000 miembros de la Fuerza Pública en las calles para la manifestación del próximos martes, convocada luego de una impasse por el Comité Nacional del Paro (CNP) en coincidencia con el Día de la Independencia de Colombia y el inicio de una nueva legislatura en el Congreso, se informó oficialmente.

El ministro de Defensa, Diego Molano, aseguró en conferencia de prensa que Bogotá tendrá el martes "acompañamiento de 6.196 hombres de la Policía para la ciudad y (...) de 2.784 hombres del Ejército".

"No permitiremos ni bloqueos, ni violencia, ni campamentos permanentes que afecten los derechos a la movilidad, al trabajo, a la sana convivencia", insistió el titular de la cartera de Defensa, quien dio un reporte de 588 capturas en los últimos días por "actos delictivos en daño en bien ajeno, obstrucción de vías, o ataques a servidor público".

Horas antes, el funcionario reveló en un tuit que la policía había capturado a 12 personas en distintas partes del país, "presuntos integrantes de la "Primera Línea" con "explosivos, municiones e insumos para generar violencia en el marco del 20 de julio".

Por su parte, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, enfatizó en que el foco en esta ocasión (respecto a las anteriores) sería "lograr la captura y judicialización de cualquiera que pretenda hacer actos de vandalismo", más que convocar a refuerzos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

El martes se inicia un nuevo período de sesiones y está previsto que el presidente colombiano, Iván Duque, concurra al Congreso para inaugurar la nueva legislatura.

En paralelo, líderes indígenas en Colombia anunciaron ayer desde Bucaramanga, en el noreste del país, que pretenden organizar una consulta popular que harán una consulta popular "sobre los 10 puntos reunidos en el 'Pacto Social por un Nuevo País'", dijo Ferley Quintero en conferencia de prensa, reportó Sputnik.

"Se espera conseguir al menos el 5 por ciento del umbral electoral", lo que significa "cinco o seis millones de votos, y que eso se vuelva un instrumento jurídico y político de estricto cumplimiento para el gobierno", agregó el líder indígena.

El integrante del Consejo Regional Indígena del Cauca, en el suroeste de Colombia, añadió que el grupo pretende lanzar oficialmente la idea de la consulta en Bogotá este martes, Día de la Independencia de Colombia, y cuando iniciará una nueva legislatura en el Congreso.

De acuerdo con Quintero, el documento ya está "en manos del Gobierno", aunque aseguró que la comunidad no recibió respuesta.

La Constitución colombiana, en su artículo 103, contempla la consulta popular como un mecanismo "de participación del pueblo en ejercicio de su soberanía".

El centenar de personas ya había pasado en días previos por la región norteña de Caribe para socializar el documento.

"Estamos escuchando al pueblo sobre qué piensa de esos 10 puntos del Pacto Social por un Nuevo País", agregó el líder social.

Con motivo de esta manifestación, el tradicional desfile militar para celebrar la Independencia de Colombia fue cancelado.

Los líderes indígenas, reunidos en la llamada "minga" (movilización), que está de paso por Bucaramanga, participaron en las pasadas manifestaciones que tuvieron lugar del 28 de abril al 15 de junio y que dejaron decenas de muertos -la mayoría a manos de la Fuerza Pública- según organizaciones nacionales e internacionales de Derechos Humanos. (Télam)