El Gobierno peruano oficializó hoy la renuncia del secretario general del despacho presidencial, Arnulfo Bruno Pacheco Castillo, sobre quien pesan una serie de acusaciones que van desde injerencia en las Fuerzas Armadas y ascensos irregulares en el cuerpo diplomático hasta 20.000 dólares encontrados en su baño.

El pasado viernes 19 de noviembre, Pacheco ya había anunciado vía Twitter que renunciaba a su cargo, indicando que daba un paso al costado "con la convicción de no haber cometido nada indebido" y que su decisión buscaba no afectar la imagen del presidente Pedro Castillo.

La resolución que oficializa la renuncia fue suscrita por el presidente de la República, y la jefa del Gabinete Ministerial, Mirtha Vásquez Chuquilín, informó la agencia de noticias Europa Press.

El pasado 9 de noviembre, Pacheco Castillo fue denunciado penalmente por la Procuraduría Anticorrupción por el presunto delito contra la Administración Pública, en la modalidad de tráfico de influencias.

En la acusación se le imputa injerencia con altos mandos de las Fuerzas Armadas para buscar ascensos cercanos al presidente Castillo.

El renunciado también fue acusado de intentar pedir favores a Luis Enrique Vera Castillo, Superintendente Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat), para empresas de su entorno que presentaban deudas.

Click to enlarge
A fallback.

Ayer, salieron a la luz documentos que podría complicar aún más la situación de Pacheco Castillo.

En un Acta de Exhibición de Documentos No Privados en la Secretaría General de Palacio de Gobierno, que publicaron algunos medios, se puede ver que la fiscalía encontró 20.000 dólares en efectivo en el baño de la oficina del funcionario.

Según la abogada penalista Romy Chang, consultada por el portal peruano de noticias RPP, el dinero podría estar vinculado a los delitos de lavados de activos, tráfico de influencias, patrocinio ilegal, abuso de autoridad y corrupción. (Télam)