Tras un fallo de la Corte Constitucional, el Gobierno de Colombia anunció hoy que retiró la solicitud de nulidad que interpuso contra un recurso judicial que avalaba la asignación de 16 escaños en el Congreso para las víctimas del conflicto armado, los cuales fueron negados en 2017 durante una votación en el legislativo pese a haber sido aprobados un año antes en el acuerdo de paz de La Habana.

"El Gobierno retiró la solicitud de nulidad respecto a la decisión de la Corte (Constitucional) en donde se pronunció respecto a las curules de las víctimas. Este Gobierno, tal como lo ha señalado el presidente (Iván Duque), respeta la institucionalidad y en este punto específico siempre hemos dicho que acataríamos lo que señalara esa última instancia judicial", manifestó el consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, en un video difundido por su oficina.

El documento fue radicado el pasado 26 de mayo por el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (Dapre), cinco días después de que la Corte Constitucional fallara a favor de un recurso interpuesto por el senador Roy Barreras, del Partido de Unidad Nacional, que habilitaba 16 escaños en el Congreso para las víctimas del conflicto armado.

Sin embargo, la suerte de estos escaños aún se encuentra en vilo debido a otra nulidad interpuesta por el abogado Juan Manuel Charry, quien dijo que la acción de tutela no era el medio para llegar a que las bancas fueran una realidad y le reprochó a la Corte que hubiese tenido en cuenta este recurso de forma extemporánea.

La senadora Ángela María Robledo, por su parte, dijo que la iniciativa del Gobierno de retirar la acción de nulidad obedece precisamente a que ya reposa en el alto tribunal la iniciativa de Charry.

“El Gobierno retira la acción de nulidad sobre las Curules de la Paz no porque su deseo sea que esas curules existan, sino porque ya hay otra acción de nulidad en curso que interpreta el deseo manifiesto del Gobierno y les ahorra el desgaste público ante el país”, expresó Robledo, citada por el diario local El Espectador.

El 21 de mayo pasado, la Sala Plena de la Corte Constitucional, luego de una votación 5-3, determinó que en 2017, durante una plenaria en el Congreso en la que la aprobación de esos escaños fue negada, había tres congresistas inhabilitados para votar por ser investigados por la justicia y estar en la cárcel, por lo cual no se lograba la mayoría necesaria para esa votación.

La aprobación de las bancas se perdió esa vez porque contó con sólo 50 votos a favor de un total de 52 que eran necesarios.

Barreras fue miembro de la delegación del Gobierno que negoció con las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el acuerdo de paz que se firmó en noviembre de 2016 en La Habana.

La creación de estas 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz serán para la Cámara de Representantes para los periodos 2022-2026 y 2026-2030, y serán votados por primera vez en las próximas elecciones legislativas del 13 de marzo de 2022.

Estas bancas le darán voz a las víctimas y a los representantes de comunidades del Chocó, Cauca, Nariño, Catatumbo, Guaviare y Urabá. (Télam)