Luego de dos intentos frustrados por las protestas ciudadanas que comenzaron en abril y fueron duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad del Estado, el Gobierno colombiano logró anoche que el Congreso apruebe una nueva reforma tributaria que le permitirá recaudar unos 4,3 mil millones de dólares extra.

Al contrario de la repudiada reforma presentada en abril pasado, que cargaba con más impuestos a las clases emergentes y trabajadoras, esta iniciativa no establece nuevas cargas tributarias a esos sectores.

La norma tuvo 124 votos a favor y 8 en contra en el Senado, y 76 positivos y un negativo en la Cámara de Representantes (Diputados), por lo cual hoy las comisiones de Senado y Diputados conciliarán ambos textos para establecer uno solo, que pasará a sanción presidencial, reseñó la agencia de noticias Ansa.

Partidos de la oposición se manifestaron en contra por la inclusión tardía por parte del Gobierno de nuevos artículos que fueron aprobados sin mayor discusión por las mayorías oficialistas.

"Esta ley de inversión social ha recorrido un importante y largo camino, pasará a la historia como un proyecto ampliamente consensuado y que responderá a las necesidades urgentes que acarreó la pandemia", aseguró el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

La reforma incluye ahora varios programas de ayuda social para favorecer a las clases media y baja y a aquellas familias afectadas por la pandemia. Además, incluye medidas de apoyo a las empresas afectadas por el paro nacional y los bloqueos de las rutas, consignó el diario El Espectador.

Con la nueva propuesta, el Gobierno prevé que se beneficien hasta 7,8 millones de hogares y tiene como meta la reactivación económica a través de subsidios, ayudas y estímulos de empleo a la población joven, además de estabilizar las finanzas públicas, destacó la agencia de noticias Europa Press.

Uno de los puntos fuertes del plan es el combate contra la evasión de impuestos para obtener aproximadamente 630 millones de dólares anuales y un plan de austeridad que supondría un ahorro de hasta 440 millones de dólares hasta 2032. (Télam)