En medio de un clima cada vez más tenso en Ecuador, la gobernadora de Pichincha, Paola Pabón, una aliada del expresidente Rafael Correa, puso su confianza en "la comunidad internacional" e instó a las misiones de observadores a defender las elecciones generales de este domingo en Ecuador ya que, argumentó, todo el Estado se utilizó para eliminar al correismo.

"Instamos a las misiones de observación internacional a que estén atentos al desenvolvimiento de las elecciones en Ecuador. Gran parte de lo que hemos logrado en este estado de persecución fue por los pronunciamientos internacionales", explicó a Télam Pabón, quien desde febrero de 2019 se desempeña como Gobernadora de la segunda provincia más habitada del Ecuador y donde está la capital del país, Quito.

"Confiamos mucho en el poder de la comunidad internacional. Queremos una región en paz y que pueda mantenerse de forma democrática, queremos evitar lo que pasó en Bolivia en diciembre de 2019, que fue un capítulo muy doloroso para el pueblo boliviano y que después, en otras elecciones, se demostró que el pueblo se había pronunciado por continuar con un proceso progresista", agregó.

Pabón irrumpió como parlamentaria de la Asamblea Nacional (AN) en 2009 y, seis años después, fue parte del Gobierno como subsecretaria de la Gestión Política, primero, y secretaria, después.

Solo abandonó el Gobierno en 2017 cuando el actual presidente Moreno rompió con Correa, pasó a liderar las denuncias de corrupción en su contra y dio un giro programático de 180 grados.

Desde entonces, el correismo enfrenta una serie de obstáculos para reconfigurarse como fuerza política y electoral, especialmente este último año de cara a las elecciones del próximo domingo.

"Hemos necesitado de la ayuda de más de 15 presidentes, expresidentes, cancilleres y excancilleres para poder inscribir nuestra fórmula presidencial. La falla más tarde en la impresión de boletas de parlamentarios andinos también sirvió para advertir a la comunidad internacional que algo estaba pasando", destacó Pabón, abogada de 42 años.

La semana pasada se llegó al pico de la tensión preelectoral cuando tanto Correa como el candidato del correismo, Andrés Arauz, acusaron a las autoridades de estar preparando una suspensión de las elecciones. El Consejo Nacional Electoral (CNE) finalmente garantizó los fondos para realizar los comicios generales completos y las boletas comenzaron a ser impresas con la información correcta.

Sin embargo, Pabón vive esta última semana antes de las elecciones "con mucha incertidumbre" porque a la proscripción del partido, la denuncia de las boletas, la prohibición de la voz e imagen de Correa en spots publicitarios, se sumó la semana pasada una acusación que un consejero electoral hizo a la fórmula correísta de Arauz-Rabascall.

"Luis Verdesoto solicitó que se pueda descalificar la candidatura de Andrés Arauz a propósito de unas pruebas rápidas (de coronavirus) que denunció se estaban haciendo en nuestras sedes de campaña. Está en el aire, no ha avanzado, esperamos que no haya ningún tipo de complicaciones y que el proceso pueda avanzar con tranquilidad estos días que faltan", alertó la gobernadora, quien acusó al Gobierno de utilizar "toda la fuerza del Estado -contraloría, fiscalía, jueces, autoridades electorales-, para eliminar la Revolución Ciudadana", el movimiento fundado por Correa.

En paralelo a la lluvia de denuncias y sentencias por corrupción que cayeron sobre algunos de los principales dirigentes del correismo, incluido el expresidente, Pabón fue privada de su libertad entre octubre y diciembre de 2019 por un supuesto caso de rebelión durante las movilizaciones de octubre en Quito, y en enero de 2020 fue denunciada por un presunto caso de sobreprecios en la compra de insumos para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

"La denuncia está presentada en la Fiscalía, pero no ha avanzado, no han podido demostrar nada. Lo que buscan es dañar nuestra imagen, cuestionar nuestro acervo moral porque esa es la mayor fortaleza que tiene la Revolución Ciudadana", denunció la Gobernadora. (Télam)