El gobernador de Florida, el posible candidato presidencial republicano Ron DeSantis, rechazó hoy críticas por haber bloqueado un curso de secundaria sobre asuntos afroestadounidenses alegando que infringía una ley y que solo se trataba de "adoctrinamiento".

"Queremos educación, no adoctrinamiento. Si alguien cae en el adoctrinamiento, vamos a rechazarlo", declaró DeSantis en conferencia de prensa en la ciudad de Jacksonville, en el noreste de Florida.

La decisión es la última ofensiva del gobernador en torno a la educación, tras promover en 2022 leyes que acotan la forma en que los profesores pueden abordar asuntos como la raza o la identidad de género en clase.

Uno de esos textos prohíbe, por ejemplo, que se enseñen en las escuelas y en las formaciones de empresas contenidos que lleven a una persona a "sentirse culpable o angustiada" por acciones "cometidas en el pasado por otros miembros de su misma raza, color, sexo u origen nacional".

La enseñanza de la historia afroamericana es obligatoria en Florida, y el curso rechazado iba destinado a los alumnos de secundaria que quisieran profundizar sus conocimientos sobre este asunto.

Se desconoce en qué aspectos el curso incumplió, según el gobernador, una ley estatal aprobada el año pasado, aunque DeSantis citó un ejemplo hoy lunes para justificar la decisión.

Según él, una de las lecciones era sobre la teoría "queer", un término que define a personas que no son heterosexuales o cisgénero.

"¿Quién diría que una parte importante de la historia afroamericana es la teoría queer? Eso es alguien imponiendo su agenda a nuestro niños", declaró, informó la agencia de noticias AFP.

El rechazo del curso suscitó numerosas críticas de la oposición demócrata y organizaciones civiles.

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, también abordó la polémica ayer durante un viaje a Florida.

"Quien prohíba la enseñanza de la historia estadounidense no tiene derecho a forjar el futuro de Estados Unidos", dijo en una clara alusión a DeSantis.

"El gobernador DeSantis -o cualquier político- no tiene derecho a censurar discursos con los que no está de acuerdo en nuestras escuelas", tuiteó la ONG progresista Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

El gobernador, de 44 años, es considerado por muchos como un posible candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca en 2024. (Télam)