El expresidente francés Valery Giscard d´Estaing, quien gobernó Francia entre 1974 y 1981, fue uno de los patriarcas de la construcción política de Europa que, al igual que Charles De Gaulle, siguió una línea intervencionista en África.

El exmandatario fallecido hoy a los 94 años fue presidente de la Convención para el futuro de Europa que redactó el proyecto de Constitución Europea en 2003.

Junto a su amigo, el exjefe de gobierno alemán, el socialdemócrata Helmut Schdmit, fue el impulsor del Sistema Monetario Europeo, que luego se convirtió en la matriz del euro.

También contribuyó a la elección del Parlamento Europeo a través del sufragio universal, que resultó fundamental en la construcción de la nueva política del Viejo Continente.

Nacido el 2 de febrero de 1926, en Coblenza, Alemania, fue presidente de Francia de mayo de 1974 a mayo de 1981, periodo durante el cual tuvo como primer ministro a Jacques Chirac y después a Raymond Barre.

Anteriormente, había sido elegido para integrar la Asamblea Nacional en 1956 y luego fue ministro de Finanzas de De Gaulle (1962-66) y de Georges Pompidou (1969-1974).

En 1974 fue elegido presidente después de vencer a Francois Miterrand, pero en 1981 fue derrotado por el exmandatario socialista.

Como De Gaulle, siguió una política intervencionista en África, y uno de sus mayores escándalos fue la relación que tuvo con el dictador de la República Centroafricana Jean-Bedel Bokassa, quien finalmente sería derrocado en un golpe apoyado por Francia.

Unos diamantes regalados por Bokassa a Giscard cuando éste era ministro de Finanzas, en 1973, antes de llegar a la presidencia, desencadenaron después un escándalo que selló su suerte ante Mitterrand, según informes del diario catalán La Vanguardia.

En 2001 fue nombrado presidente de la convención sobre el futuro de Europa, encargada de redactar una constitución para la organización europea.

En mayo pasado, la periodista alemana Anne-Katrine Stracke, de 37 años, acusó al expresidente francés de agresión sexual por haberle puesto -según la denuncia- la mano varias veces en el trasero, durante una entrevista que le hizo el 18 de diciembre de 2018.

El hecho ocurrió en el despacho del antiguo jefe del Estado, en el boulevard Saint Germain, durante una grabación para un reportaje del canal alemán WDR, según reveló el diario francés Le Monde y el alemán Süddeutsche Zeitung.

Ambos diarios tuvieron acceso a la denuncia formalizada ante la Fiscalía de París el pasado 10 de marzo.

Giscard, sin embargo, dijo a través de su jefe de gabinete que no tenía "ningún recuerdo de ese encuentro". (Télam)