El ministro de Defensa, Jorge Taiana, elogió la actuación del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de los poderes de ese país ante el ataque perpetrado por militantes bolsonaristas, dijo que fue un "intento de desencadenar un golpe a través de fuerzas de choque muy violentas" y resaltó la importancia de investigar "la financiación" de esos grupos.

En diálogo con El Destape Radio, Taiana afirmó que se trató de un "intento de desencadenar un golpe a través de fuerzas de choque muy violentas evidentemente conducidas por (Jair) Bolsonaro, más allá de que intente apartarse o no", señaló en referencia al exmandatario, que se trasladó a Estados Unidos.

"Han armado este ataque brutal, desordenado, multitudinario, con el único fin de generar una situación de caos en los tres poderes del Estado", dijo sobre los ataques al interior del Congreso, el Supremo Tribunal Federal (STF) y el Palacio del Planalto.

"Lo que han buscado es generar un caos y desencadenar lo que podría haber sido un golpe de Estado", definió el excanciller del Gobierno de Cristina Fernández.

Taiana señaló que Lula hace bien en hablar de "actos terroristas e intento de golpe" porque señalar sólo esto último "sería quitarle dimensión" a la embestida y la organización detrás de ello.

Por eso elogió que tanto Lula como otros de sus funcionarios "hablaron de buscar responsables, no sólo los ejecutores sino los financiadores", sostuvo.

Para el funcionario, "es una cosa perfectamente orquestada preparada por el campamento que está en Brasilia y gente que vino de otros Estados".

Explicó además que el objetivo fue "un desgaste fuerte del gobierno de Lula" y celebró las detenciones de los golpistas.

En otro tramo de la entrevista fue consultado sobre la reacción de la oposición argentina a este ataque en Brasil, a lo que respondió: "La derecha argentina, sobre todo su cabeza principal, que es (Mauricio) Macri, no es un señor que tenga que ver con la democracia".

Para Taiana, Macri "es un señor que desprecia a la mayoría y sólo se basa en vulnerar y espiar a todos los demás".

"No me sorprende que el lenguaje que use Macri sea muy parecido al de Bolsonaro, con quien se siente muy identificado", agregó. (Télam)