El papa Francisco encabeza hoy su primera misa pública en Canadá y luego asistirá a un tradicional peregrinaje católico, en la tercera jornada de una visita de seis días que inició el domingo centrada en el pedido de perdón que hizo ayer a los pueblos indígenas por el comportamiento de los cristianos en escuelas residenciales durante casi todo el siglo XX.

El pontífice celebrará una misa en el estadio de Edmonton desde las 10.15 locales (13.15 de Argentina), en el que será su primer encuentro masivo con los fieles de un país que tiene cerca del 40% de población católica.

Por la tarde, Jorge Bergoglio viajará 70 kilómetros al Oeste de Edmonton para participar del tradicional peregrinaje al Lago Santa Ana, una costumbre de los católicos locales que antes de la pandemia reunía a unas 40.000 personas al año, incluidos peregrinos de ciudades cercanas de Estados Unidos.

Allí, junto a representantes de los pueblos indígenas, Francisco bendecirá el agua del lago antes de iniciar la homilía que pronunciará en español alrededor de las 17.20 locales (20.20 de Argentina).

El de hoy será el último día de actividades del Papa en el Oeste de Canadá antes de viajar mañana hacia Québec, en donde tendrá reuniones con las autoridades religiosas y civiles, incluido un encuentro bilateral con el premier Justin Trudeau. (Télam)