El papa Francisco designó hoy a la economista y religiosa italiana Alessandra Smerilli como "número dos" del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, considerado el "ministerio social" del Vaticano.

Smerilli, según anunció hoy un comunicado vaticano, asumirá como "secretaria ad interim" y cumplirá las funciones que cumplían el francés Bruno Marie Duffé y el argentino Augusto Zampini, que volverán a sus diócesis.

"Estoy agradecida al Santo Padre por la exigente tarea que me ha llamado a asumir, y pido al Señor que me ayude a honrar este llamado con espíritu de obediencia a la Iglesia, con la humildad, la pasión, la creatividad y la capacidad de escucha que ello requiere", planteó Smerilli en redes sociales tras la designación.

"Mi deseo y compromiso es poder servir a la misión de la Iglesia lo mejor posible, durante el tiempo que el Papa considere oportuno", agregó la religiosa nacida en la localidad de Chieti en 1974 y autora, entre otros, de "Teoría económica y relaciones interpersonales" (2003) y "Mujer economía. De la crisis a una temporada de esperanza" (2020).

El Vaticano no explicó aún los motivos de los alejamientos de Duffé y Zampini, que se dan luego de la visita apostólica hecha por el cardenal Blaise Cupich para comprobar el funcionamiento del Dicasterio.

Además de la designación de Smerilli, el pontífice dispuso que la comisión vaticana para la pospandemia, que integraba Zampini, quede configurada por una dirección tripartita de Smerilli; el cardenal Peter Turkson, "número uno" del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral; y el italiano Fabio Baggio, subsecretario del mismo ente en la sección para migrantes y refugiados.

Zampini, en tanto, publicó una nota en el sitio del Dicasterio en la que agradece a Francisco que le haya "confiado la difícil tarea de coordinar la Comisión vaticana Covid-19 y de servir como secretario adjunto del Dicasterio".

"Ahora que la Comisión está preparada para entrar en una nueva fase, y en comunión con mi obispo, he pedido al papa Francisco que me permita volver a la Diócesis. Confío en que, bajo la dirección de la Hermana Alessandra Smerilli, la Comisión podrá seguir el camino de la curación para ayudar a la gente y al planeta a salir de esta difícil situación", dijo el religioso argentino de 52 años. (Télam)