Francia, el país europeo con más casos de coronavirus, reportó hoy más de 41.000 nuevos contagios, una cifra que empuja al total a casi los 5 millones, mientras que los 301 decesos de la última jornada elevan a 98.395 la cantidad de muertos desde que se desató la pandemia y la situación en los hospitales franceses continúa siendo muy complicada.

El Ministerio de Salud precisó que se reportaron 41.243 nuevos casos de coronavirus, lo que significa que 4.980.501 personas han contraído la enfermedad, informó la agencia de noticias AFP.

La situación en los hospitales franceses continúa siendo muy complicada.

En las últimas 24 horas aumentó la presión sobre las unidades de cuidados intensivos y son ya 5.757 personas ingresadas en estas instalaciones, superando así el pico máximo alcanzando durante la segunda ola de la pandemia a finales de marzo, con algo más de 4.900 pacientes.

El ministro de Salud, Olivier Véran, calcula que teniendo en cuenta la dinámica epidémica, los enfermos en las unidades de cuidados intensivos podrían seguir aumentando todavía una quincena de días antes de que se hagan sentir de forma duradera los efectos de las restricciones actuales.

Además de estar cerrados todos los centros escolares durante tres o cuatro semanas, desde el pasado fin de semana se ha extendido a toda Francia la obligación de no moverse más allá de un radio de diez kilómetros en torno al domicilio salvo que se tenga una justificación válida.

También están cerrados desde entonces todos los comercios que no se consideran esenciales, como siguen cerrados desde fines de octubre todos los establecimientos de vida social, como bares, restaurantes, cines, teatros, salas de fiestas, museos o gimnasios.

En cuanto al plan de vacunación, hasta hoy han recibido una primera dosis 10.507.000 personas, lo que significa un 15,7 % de la población francesa.

Entre estos, hay 3.601.263 (un 5,4 %) a las que también se les ha administrado una segunda.








(Télam)