Francia recibió la petición de la junta de Burkina Faso de retirar sus tropas desplegadas en el país y respetará el plazo exigido de un mes, indicó hoy una vocera del ministerio de Relaciones Exteriores francés.

"El martes (...) recibimos formalmente la denuncia por parte del gobierno burkinés del acuerdo de 2018 sobre el estatuto de las fuerzas francesas presentes en ese país", indicó la vocera.

"De conformidad con los términos del acuerdo, la denuncia entra en vigor un mes después de la recepción de la notificación escrita. Respetaremos los términos de este acuerdo respondiendo a la demanda", agregó, informó la agencia de noticias francesa AFP.

El vocero del Gobierno de Burkina Faso había anticipado el lunes que las autoridades nacionales habían pedido la retirada en los próximos 30 días de las tropas francesas presentes en este país africano de la zona del Sahel.

Francia tiene desplegados desde 2018 unos 400 soldados en Burkina Faso, que sufre recurrentes ataques yihadistas.

Una fuente gubernamental burkinesa había dicho el lunes a AFP que el Gobierno había denunciado la semana pasada el acuerdo que rige desde 2018 la presencia de las fuerzas armadas en su territorio.

Esta presencia francesa recibe, sin embargo, cada vez más críticas en un país dirigido por el presidente interino, Ibrahim Traoré, quien llegó al poder tras un golpe de Estado el 30 de septiembre y cuyo Gobierno expresó su voluntad de estrechar sus vínculos con Rusia para enfrentarse a los grupos fundamentalistas islámicos.

Burkina Faso dice que no se trata del final de las relaciones diplomáticas con Francia, que fue colonia francesa hasta su independencia, en 1960.

Burkina Faso sigue ahora los pasos del vecino Mali, que el año pasado ordenó la retirada de los militares franceses y abrió la puerta a Rusia como nuevo aliado en la lucha contra el islamismo radical.

Diversas fuentes reportaron que la junta militar de Mali comenzó a fines de 2021 a incorporar al grupo paramilitar ruso Wagner, denunciado por varios países, y sospechan que Rusia tiene interés en sumarlo a Burkina Faso. (Télam)