Francia mantendrá el uso obligatorio de tapabocas como medida contra el coronavirus al menos hasta que finalice el mes de junio, anunció hoy el presidente Emmanuel Macron, mientras los contagios en el país continúan a la baja pese a que las cifras aún son altas.

La declaración de Macron llegó un día después de que los locales gastronómicos volvieran a atender clientes en mesas en el exterior, con la condición de que en ninguna de ellas haya más de seis comensales.

"De todos modos, será necesario llevar mascarilla hasta finales de junio, luego ya veremos", dijo Macron en una entrevista transmitida por la cadena de televisión BFM TV.

Asimismo, el mandatario francés pidió a los ciudadanos que tengan cuidado ya que el virus sigue propagándose y muchos franceses todavía no se vacunaron.

El presidente confesó que él mismo ya "está harto de la mascarilla".

El 29 de abril pasado, Macron presentó una estrategia para levantar de manera gradual las restricciones contra el coronavirus.

Conforme al plan, el 3 de mayo se suspendieron las restricciones a movimiento, se permitieron libres desplazamientos entre regiones y se reabrieron las escuelas de secundaria.

A partir del 19 de mayo, se redujo una hora la duración del toque de queda nocturno y se permitió atender a clientes en la parte exterior de bares y restaurantes después de seis meses.

También museos, teatros y cines volvieran a la actividad, aunque con capacidad limitada.

El próximo 9 de junio, Francia permitirá el ingreso a los turistas extranjeros que cuenten con certificado sanitario, reducirá aún más el toque de queda, reabrirá por completo los bares, restaurantes y gimnasios, mientras que los establecimientos culturales y deportivos podrán recibir hasta 5.000 personas en sus eventos.

La cuarta y última etapa será el 30 de junio, fecha en la que se eliminará por completo el toque de queda y habilitará a quienes tengan el certificado sanitario a asistir a los eventos públicos con más de 1.000 participantes.

La circulación del virus en el país, donde ya fallecieron más 108.000 personas por la pandemia, mostró una disminución aunque sigue siendo alta, con 14.000 nuevos casos por día en promedio. (Télam)