El Gobierno francés anunció hoy la creación de una agencia para combatir la manipulación informativa procedente del extranjero y las noticias falsas -conocidas a nivel global por su denominación en inglés, fake news, que pretenden "socavar el Estado".

La agencia, que será dirigida por la oficina de defensa y seguridad nacional, empleará hasta 60 personas para rastrear los contenidos en línea, dijo el jefe de este servicio, Stéphane Bouillon, ante el Parlamento.

Bouillon declaró ante la comisión de defensa de la Asamblea Nacional que la iniciativa "no trata de corregir o establecer la verdad", sino de identificar los ataques que proceden "de un país o de una organización extranjera que pretende desestabilizar políticamente al Estado".

La agencia ayudaría a "los políticos, los diplomáticos, la judicatura y la prensa a darse cuenta de que, de los 400.000 tuits sobre tal o cual noticia, 200.000 proceden de una granja de bots (cuentas automáticas) de una región extranjera o que un determinado debate procede de una granja de trolls", añadió, citado por la agencia de noticias AFP.

La medida llega a menos de un año de las elecciones presidenciales en Francia.

Durante las últimas elecciones, en 2017, se atribuyó a grupos vinculados a Rusia un ataque masivo de piratería informática contra el partido del presidente centrista Emmanuel Macron, que se enfrentó en el balotaje a la ultraderechista Marine Le Pen.

Bouillon insistió en que la nueva agencia francesa, que se pondrá en marcha en septiembre, no actuará como un servicio de inteligencia.

Sus actividades serán examinadas por un comité de ética cuyos miembros procederán de la judicatura, el cuerpo diplomático, los medios de comunicación y la comunidad investigadora, dijo.

"Nuestro objetivo es detectar algo que se está extendiendo lo más rápidamente posible y señalar al pirómano".

"Una vez que el bosque ha ardido es triste, pero ya es demasiado tarde", dijo Bouillon.

Francia no es el primer país que crea una agencia gubernamental para luchar contra la desinformación.

En Estados Unidos, un organismo dependiente del departamento de Estado, el GEC, se encarga de detectar y contrarrestar la propaganda y la desinformación extranjera.

En 2018, el gobierno británico también creó una unidad para combatir la desinformación "por parte de actores estatales y otros".

Tres años antes, la Unión Europea (UE) creó la East Stratcom Task Force con la intención declarada de combatir las campañas rusas contra el bloque europeo. (Télam)