El Gobierno francés anunció hoy su intención de extender el pasaporte sanitario -necesario para acceder a restaurantes, espacios culturales e incluso hospitales- hasta mediados de 2022, pese a que su uso debía terminar el 15 de noviembre.

"Lo que vamos a proponer al Parlamento es mantener durante varios meses más, hasta el verano, la posibilidad de recurrir" al pase, indicó a la prensa el vocero del Gobierno, Gabriel Attal, tras una reunión del Consejo de Ministros.

Al elegir el verano boreal como plazo, el Gobierno francés deberá presentar el 13 de octubre un proyecto de ley que amplíe el uso de este pase más allá del final de los trabajos de los trabajos parlamentarios de febrero.

El pasaporte sanitario es obligatorio desde el 21 de julio en lugares que acogen más de 50 personas, así como en bares, restaurantes, hospitales (salvo urgencias) y grandes centros comerciales.

Su aplicación generó protestas semanales y, si bien la movilización fue perdiendo fuerza, más de 60.000 personas se manifestaron en contra el sábado pasado en Francia.

"Los últimos 18 meses nos han demostrado que hay que mantenerse prudentes y vigilantes", dijo Attal, quien subrayó que el deseo de París es mantener las menores restricciones posibles.

El vocero agregó hoy en conferencia de prensa que "la salida de la cuarta ola de la epidemia de coronavirus va confirmándose día a día, el número de casos diarios detectados ha disminuido un 23% en una semana", hecho que se lo adjudicó en gran medida a la vacunación.

La campaña de vacunación comenzó a fines del año pasado, más del 76,98% de los ciudadanos franceses recibieron al menos una dosis de la vacuna y más de 67,49% recibieron la pauta completa.

Attal señaló que la situación epidemiológica mejoró en todo el territorio continental de Francia.

Solo un departamento, Bocas del Ródano, detectó más de 100 casos de contagios por cada 100.000 personas.

En el 60% de los departamentos franceses, agregó, el número de casos por cada 100.000 habitantes es menor.

"Como saben, a partir de la próxima semana en estos departamentos serán abolidas los tapabocas en las escuelas", indicó Attal, informó la agencia de noticias Sputnik.

Según la Agencia de Salud Pública de Francia, desde el inicio de la pandemia se contabilizaron más de 7 millones de casos, 6,75 millones se recuperaron y más de 116.000 fallecieron.




(Télam)