La Fiscalía sudafricana anunció en las últimas horas que elevó una acusación por fraude y corrupción contra al menos una decena de altos cargos del partido del Gobierno, el Congreso Nacional Africano (ANC), relacionada con el desvío de los fondos usados para la celebración del funeral del histórico líder Nelson Mandela.

Los dirigentes están acusados de fraude en el dinero utilizado para el transporte de los participantes de las exequias y de otros preparativos en los lugares reservados para el servicio conmemorativo en la ciudad sudafricana de East London, consignó la agencia Europa Press.

Concretamente, se los acusa de lavado de dinero y desvío de fondos por valor de unos 650.000 euros durante la adjudicación de contratos para los preparativos del entierro de Mandela, hace ya ocho años.

Los sospechosos fueron detenidos brevemente hasta que fueron liberados bajo fianza con el compromiso de regresar ante el tribunal el próximo 5 de marzo, informaron fuentes judiciales a la emisora sudafricana SABC.

"Hemos atado todo lo que teníamos y nos hemos asegurado de que no hemos dejado piedra sin remover. Es un caso que tendría que ir a juicio. La ministra formaba parte del consejo organizador y usó su influencia para manipular decisiones que desviaron los fondos", según el portavoz de la Fiscalía, Sipho Ngwema.

Los arrestos se produjeron la misma semana en que se cumplieron 31 años de la liberación de Mandela tras 27 años de prisión. (Télam)