La fiscalía de Paraguay afirmó hoy que cuatro supuestos integrantes de la Agrupación Campesina Armada (ACA), cuya muerte se había atribuido la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), fueron en realidad abatidos en combates con un grupo narco que opera en el departamento Concepción.

El Gobierno anunció el viernes por la noche en conferencia de prensa que los insurgentes habían caído en combate con tropas regulares, pero ayer fuentes del propio Poder Ejecutivo admitieron que fueron abatidos por "integrantes de una red de narcotraficantes comandada por un tal Galo".

El fiscal Federico Delfino confirmó hoy que las muertes se produjeron tras "un encontronazo" con un grupo criminal y descartó que se haya tratado de un enfrentamiento con la FTC.

Delfino detalló que los militares acudieron a la escena tras recibir la información de que se habían escuchado tiroteos en el Parque Nacional Paso Bravo, ubicado a 25 kilómetros de la ciudad de Sargento José Félix López, en el departamento de Concepción y cerca de la frontera con Brasil.

El fiscal indicó que resulta difícil atribuir a los miembros del ACA a una facción delictiva en particular, ya que en la zona es común la presencia de bandas dedicadas al narcotráfico y el contrabando.

La versión de la Fiscalía descarta de plano lo sostenido por el comandante de la FTC.

Click to enlarge
A fallback.

Los cuatro guerrilleros -que ya fueron identificados y cuyos cuerpos fueron trasladados anteayer a Asunción- fueron muertos el mismo viernes dentro del parque nacional Paso Bravo, a unos 180 kilómetros al norte de Concepción.

La versión que contradecía a la FTC se instaló de inmediato en el campo político y el ex intendente de San Carlos del Apa, Luis Aníbal Schupp, escribió en sus redes sociales que se trató de "la mayor mentira".

"Fueron marihuaneros y cocaineros con varias pistas de aviación", escribió en Twitter. (Télam)