Fiscalía general de Brasil pidió hoy al Supremo Tribunal Federal (STF) que archive una denuncia contra el presidente Jair Bolsonaro por utilizar expresiones racistas con las que comparaba el peso de los negros con el de los animales.

"¿Cuánto pesas? Más de siete arrobas -unidad de medida para pesar al ganado-, ¿no?", le preguntó a uno de sus simpatizantes negros el pasado 12 de mayo un Bolsonaro.

El mandatario ya había recurrido a la misma comparación en 2017 cuando aseguró que fue a un quilombo -antiguas comunidades fundadas por esclavos negros en el interior de Brasil- donde "el afrodescendiente más liviano pesaba siete arrobas".

"¡No hacen nada! Creo que ni para procrear sirven ya. Más de 1.000 millones de reales gastados al año en ellos", también dijo por entonces cuando era diputado del Partido Social Cristiano (PSC) y prometió que en caso de ser elegido presidente acabaría con todas las demarcaciones de tierras para las comunidades de afrodescendientes e indígenas.

La vicefiscal general de Brasil, Lindora Araújo, explicó que para que constituyeran delito estas expresiones de Bolsonaro, "habría sido necesario que se hubiera manifestado (...) el propósito de discriminar a la población negra" y puso como ejemplo este último episodio, archivado en 2018 por el Supremo Tribunal Federal.

"Por todo lo anterior, al no considerar, ni siquiera por hipótesis, indicios mínimos de la existencia de un delito susceptible de dar lugar a un proceso penal, teniendo en cuenta, además, que el STF ya consideró el hecho atípico (...) solicita su archivo", pidió la Fiscalía.

La demanda está sobre la mesa de la juez del Supremo Cármen Lúcia Antunes, quien tendrá que decidir sobre si archivar o no la causa, informó el diario O Globo.

Las últimas declaraciones de Bolsonaro se dieron a las puertas del Palacio de la Alvorada, lugar común de desbarajuste retóricos de todo tipo, también racistas, que no pierde ocasión para expresar antes sus acólitos todo tipo de reflexiones y desafueros, como cuando soltó que el pelo "black power" es un "criadero de cucarachas". (Télam)