La comisión de fiscales que investiga el golpe de Estado de 2019 contra el Gobierno de Evo Morales en Bolivia pidió ampliar por seis meses la detención preventiva de la expresidenta de facto Jeanine Áñez por la complejidad y “multiplicidad de imputados”, luego de que ayer se cumpliera un semestre de su encarcelamiento en marzo último.

La solicitud fue dirigida el 10 de este mes al juzgado que atiende el proceso seguido por los delitos de sedición, terrorismo y conspiración contra Áñez y otros imputados como los exministros de Justicia, Álvaro Coimbra, y de Energías, Rodrigo Guzmán, detenidos en la cárcel de San Pedro, refirió el diario paceño La Razón, que tuvo acceso al requerimiento fiscal.

También se incluyó en la solicitud de ampliación de la detención preventiva al almirante y exjefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Flavio Arce San Martín y al excomandante del Ejército Jorge Mendieta. Ambos formaron parte del mando que pidió en noviembre de 2019 la renuncia de Morales.

Para la comisión de fiscales, el nuevo plazo será “suficiente para cumplir con los actos pendientes, así como el pronunciamiento de un requerimiento conclusivo que dé por finalizada la etapa preparatoria de la presente investigación”, añade el documento, firmado por los fiscales Omar Mejillones y Lupe Zabala.

Áñez fue detenida en marzo y se encuentra en el penal de Miraflores, donde se adecuó un ambiente para que pueda atender sus problemas de salud derivados de una hipertensión arterial.

La expresidenta de facto fue sancionada ayer por no haber asistido de forma injustificada a una audiencia virtual, por lo que no podrá recibir visitas por tres días, informó el director de Régimen Penitenciario de La Paz, Franz Laura.

Jorge Valda, abogado de Áñez, calificó de “arbitraria” la determinación de Régimen Penitenciario y adelantó que se apeló la decisión ante el juez de la causa.

“Nosotros ya hemos presentado toda la documentación y esperemos que el juez pueda evaluar y considere la situación de salud de Jeanine Añez”, explicó el letrado a la red Unitel.

Áñez tiene una segunda orden de detención preventiva por seis meses debido a la denuncia de haber asumido la presidencia del Senado, lo que derivó en la toma de la Presidencia en 2019, sin cumplir con las normas y el Reglamento de Debates. (Télam)