El presidente Alberto Fernández expuso hoy en la Cumbre Mundial de Seguridad Alimentaria que tuvo lugar en la ciudad de Nueva York, donde advirtió que "el hambre tiene que ver con sus sistema capitalista que expulsa y margina". "El hambre no empezó con la guerra, solo se agravó. El hambre tiene que ver con un sistema capitalista que expulsa y margina

Post covid pudo haber sido un tiempo para ser una mejor humanidad, actuar desde más solidario. No pasó, se agravaron las hambrunas", evaluó el jefe de Estado

Subrayó que "el 8% población mundial padece hambre desde el 2015, la guerra agravó esta situación, pero no empezó allí". "En nuestra región la inseguridad alimentaria es un mal que nos azota desde hace muchos, muchos años", señaló Fernández y afirmó que "los subsidios a la agricultura distorsionan las posibilidades de mejorar la producción". Participó junto con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el presidente de Senegal y de la Unión Africana, Macky Sall; el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez; el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken; y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, entre otros. "Hay desigualdades exacerbadas entre los países y dentro de los países, debido a un patrón desigual de recuperación económica y pérdidas de ingresos entre los más afectados por la pandemia

Según este estudio, la FAO (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) proyecta que casi 670 millones de personas seguirán padeciendo hambre en 2030, esto es un 8 % de la población mundial, el mismo porcentaje que teníamos cuando se lanzó la Agenda 2030 en 2015", agregó el Presidente. POL/MG/SPC NA