Las elecciones regionales de Cataluña se celebrarán finalmente en su fecha inicialmente prevista del 14 de febrero, según un fallo de la Justicia regional que suspende un decreto gubernamental que las aplazaba hasta mayo por el coronavirus.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña "acuerda anular el decreto que suspendía las elecciones convocadas para el 14 de febrero", sentencia el fallo publicado hoy por esta Corte.

El Gobierno independentista de la norteña región, en acuerdo con la mayoría de la oposición, había decidido a mediados de enero aplazar estas elecciones al 30 de mayo por la difícil situación sanitaria en España, en plena tercera ola de Covid-19.

Sin embargo, la decisión fue recurrida ante la Justicia, que anuló cautelarmente el aplazamiento mientras estudiaba el caso.

La sentencia se esperaba para el 8 de febrero, pero el tribunal consiguió acelerar los trámites.

Los partidos políticos se lanzaron ayer a la campaña para desbancar a los independentistas que gobiernan desde 2012 la región, en la que en 2017 hubo un intento fallido de secesión.

Los socialistas llevan como candidato al hasta ahora ministro de Salud español, el catalán Salvador Illa, rostro de la lucha contra la Covid-19, que intentará arrebatar la victoria a los dos grandes partidos separatistas, Juntos por Cataluña e Izquierda Republicana (ERC).

Un sondeo publicado hoy por el instituto demoscópico del Gobierno catalán sitúa como favorita a ERC, independentista moderada y aliada del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, seguida de Juntos por Cataluña y los socialistas, informó la agencia de noticias AFP.

La encuesta también augura que los independentistas, aunque divididos desde el fallido intento de secesión, sumarían mayoría absoluta de los 135 escaños del Parlamento regional. (Télam)