Un prototipo de cohete de SpaceX estalló hoy al aterrizar en Texas tras un vuelo de prueba, según mostraron imágenes que la misma compañía emitió.

La de hoy fue la segunda explosión de este tipo, porque en diciembre pasado el último prototipo había tenido un destino similar.

"Volvimos a tener un excelente vuelo", señaló dijo un vocero de SpaceX al comentar el vuelo de prueba, transmitido en vivo. "Solo debemos trabajar un poco en el aterrizaje", agregó.

El fundador de SpaceX, Elon Musk, se mantuvo inusualmente callado en las redes sociales, después de haber anunciado la anoche que estaría "fuera de Twitter por un tiempo", reportó la agencia AFP.

El cohete de acero denominado SN9 fue autorizado para despegar desde Boca Chica, Texas, por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), que antes había retrasado la autorización tras determinar que el último lanzamiento de SpaceX había violado los términos de su licencia.

El cohete fue lanzado sin problemas y apagó progresivamente sus motores a medida que alcanzaba una altura de 10 kilómetros, y luego realizó una serie de maniobras de prueba en posición horizontal.

Cuando el cohete intentó regresar a una posición vertical para aterrizar, comenzaron los problemas, y las imágenes mostraron que llegó demasiado rápido y en un mal ángulo, por lo que aterrizó con un estruendo ensordecedor y estalló en llamas y una nube de polvo, aunque el fuego no se extendió.

Se trataba de un modelo Starship 9 de la empresa de Musk, y el video del aterrizaje fallido se viralizó rápidamente. Se trata de un prototipo del cohete de carga pesada que está desarrollando la compañía espacial privada del multimillonario para llevar personas y hasta 100 toneladas de carga en futuras misiones a la Luna y Marte.

Ayer, la empresa había anunciado que planea lanzar su primera misión de turismo espacial en el cuarto trimestre de 2021, con el cohete reutilizable Falcon 9, que será lanzado desde el Centro Espacial Kennedy en Florida.

A bordo estará Jared Isaacman, fundador y jefe de Shift4 Payments, quien donará los tres asientos junto al suyo de la cápsula Dragon a "individuos del público en general, cuya identidad será anunciada en las próximas semanas", de acuerdo a un comunicado de la empresa. (Télam)