Rosa Bonilla, esposa del expresidente de Honduras Porfirio Lobo, fue condenada hoy a 14 años y un mes de cárcel por delitos de corrupción relacionados con fraude y apropiación indebida, informó la prensa local.

Además de la pena de prisión, el Tribunal de Sentencia le impuso una multa equivalente a cerca de medio millón de dólares, según el diario hondureño El Heraldo.

De acuerdo con la sentencia, Bonilla fue condenada por fraude y asociación indebida, mientras quien fuera su secretario privado, Saúl Escobar, fue condenado a siete años y 10 meses de prisión por el delito de fraude.

Los acusados “conformaron una organización delictiva para apropiarse de fondos a través de 70 cheques otorgados a nueve personas simulando relaciones contractuales, para dar apariencia de legalidad, que después convertían en dinero en efectivo”, según el diario local La Prensa.

El caso, conocido como "Caja Chica de la Dama", fue develado por la extinta Misión de Apoyo de la Organización de Estados Americanos contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) junto al Ministerio Público de Honduras y tras una investigación de cuatro meses Bonilla fue detenida en 2018.

Lobo fue presidente, y Bonilla primera dama, entre 2010 y 2014.

Bonilla había sido declarada culpable en febrero de 2019 por desviar dinero del Despacho de la Primera Dama y en septiembre de ese mismo año fue sentencia a 58 años de prisión, según reconstruyó el diario La Tribuna.

Sin embargo, en julio de 2021, la Sala Penal ordenó la repetición del juicio por errores de "procedimiento", por lo que le dictó arresto domiciliario, pero el 17 de marzo de 2022 el Tribunal de Sentencia declaró nuevamente culpable a Bonilla.

La jueza del caso dijo que la acusada transfirió en 2014 fondos públicos estimados en cerca de 500.000 dólares del Despacho de la Primera Dama a cuentas personales, que destinó a compras de muebles, joyas, medicamentos y pagó tarjetas de crédito. (Télam)