El expresidente regional catalán Carles Puigdemont advirtió hoy desde París contra "perder el tiempo" en el diálogo entre Madrid y Barcelona para superar la crisis política por las aspiraciones independetistas y estimó que faltan elementos para "una verdadera negociación".

"Perder el tiempo no es hacer política. Ya hubo tiempo suficiente para poner sobre la mesa elementos para una verdadera negociación con el Estado. No están", dijo Puigdemont durante una reunión con diputados en el Parlamento francés, informó la agencia de noticias AFP.

Sus declaraciones llegan dos días después que el gobierno español del socialista Pedro Sánchez y el Ejecutivo catalán, liderado por el independentista Pere Aragonès, reanudaran el diálogo sobre la crisis en Cataluña, tras el referéndum de independencia de 2017.

Sánchez rechazó de nuevo las dos principales reivindicaciones: acordar una nueva consulta separatista y una amnistía para los encausados por el intento de secesión de 2017. Aragonés, que consideró clave esas exigencias, reconoció que el diálogo "requiere tiempo".

Puigdemont, al frente del Ejecutivo catalán cuando tuvo lugar la consulta, criticó que el gobierno español intente "resituar el conflicto como si fuera un desacuerdo entre dos gobiernos por asuntos de financiación o de competencias regionales".

"Si eso termina así, sería un grave error, porque de hecho el gran elefante está ahí: la independencia de Cataluña", apuntó el actual eurodiputado, para quien si no se logran resultados o compromisos "claros", "la respuesta del pueblo catalán será clara".

Su partido Junts choca con sus socios en el gobierno regional, el ERC de Aragonès, sobre el camino para alcanzar la independencia. Su última batalla llevó a su formación a no participar en la reunión al no lograr que dos presos indultados participaran.

Puigdemont, residente en Bélgica y a quien la justicia española pide extraditarlo para juzgarlo por el intento de secesión, fue invitado al Parlamento francés por diputados corsos del grupo Libertades y Territorios, quienes le expresaron su apoyo. (Télam)