El exministro de Salud brasileño Eduardo Pazuello, general del Ejército que estuvo diez meses en el cargo, afirmó hoy ante una comisión investigadora del Senado que el país no sigue las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) frente a la pandemia de coronavirus por una cuestión de soberanía.

"Las decisiones son del Ministerio. No estamos obligados a cumplir ningún tipo de orientación. Somos soberanos", dijo al responder al senador Renán Calheiros, relator de la comisión que investiga la muy criticada gestión de la pandemia del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

El exgeneral preservó al Presidente al negar que el mandatario en ningún momento le dio una orden para lanzar una política a favor de la prescripción de cloroquina, una droga contra la malaria que el Ministerio de Salud distribuyó como prevención, cuando carece de efectividad comprobada contra el coronavirus.

"Hace 70 años que usamos ese antiviral e antiinflamatorio como la cloroquina", dijo el general, quien no es médico y se define como especialista en logística.

Pazuello también desmintió a otros testigos que dijeron que los hijos del Presidente se ocupaban en forma paralela de las políticas de salud de Brasil, segundo país del mundo en muertes por coronavirus y tercero en infectados.

El interrogatorio de Pazuello se inició a las 9 y se prevé que declare hasta las 17 en el marco de los trabajos que pueden terminar en denuncias contra el mandatario por su rol en la pandemia, a raíz de que repudia las cuarentenas y rechazó inicialmente la adquisición de vacunas. (Télam)