Un exministro de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) deberá pagar unos 200.000 dólares como multa por haber trabajado en el mismo momento para dos empresas que competían entre sí, una situación conocida como interlocking.

La pena recayó en Hernán Büchi, exministro de Hacienda (1985-89) de Pinochet, para poner término al juicio, iniciando en diciembre del 2021, por infracción a la prohibición de Interlock.

La multa fue alcanzada en un acuerdo de partes entre Büchi y la Fiscalía Nacional Económica (FNE) aprobado por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) chileno.

El interlocking es un vínculo entre dos o más empresas competidoras, que se produce cuando éstas comparten directa o indirectamente personas en sus cargos ejecutivos relevantes o en su directorio.

La FNE presentó a finales del año pasado un requerimiento contra Büchi por su participación simultánea en los directorios de Banco de Chile, Falabella y Consorcio, empresas que compiten entre sí en la oferta de productos y servicios bancarios.

A través de un comunicado, la FNE destacó que la aprobación del acuerdo implica que Büchi, al integrar estos directorios “estaba en posición de acceder a información estratégica de las respectivas filiales que ofrecen los mismos productos y servicios”, lo cual se encuentra prohibido por la legislación.

De esta forma, además de reconocer estos hechos, Büchi se comprometió a pagar 250 Unidades Tributarias Anuales (UTA) a beneficio fiscal, que corresponden a más de 180 millones de pesos chilenos (cerca de 200.000 dólares), el monto más alto que una persona ha pagado en Chile producto de un acuerdo conciliatorio o una sanción del TDLC.

Büchi formó parte de la denominada transformación económica chilena entre 1973 y 2003 cuando en su periodo como ministro de Hacienda, entre 1985-1989, se inició un periodo de flexibilización de las políticas económicas acelerando la privatización de las empresas estatales y de los servicios sociales con el objetivo de reactivar la alicaída economía chilena. (Télam)