El excanciller alemán Gerhard Schroder aseguró hoy que el Kremlin quiere una "solución negociada" de la guerra en Ucrania tras revelar que se reunió en Moscú con el presidente ruso, Vladimir Putin, donde dialogaron además sobre la crisis energética y el gasoducto Nord Stream.

En una entrevista con medios alemanes, el exlíder alemán evaluó que el reciente acuerdo negociado por la ONU y Turquía para desbloquear las exportaciones de granos ucranianos por el mar Negro podría ser el primer paso hacia un alto el fuego, aunque ninguna de las facciones en conflicto indicó esto.

"La buena noticia es que el Kremlin quiere una solución negociada", dijo Schroder en la entrevista, que fue recogida por el servicio de radiodifusión público alemán Deutsche Welle.

El Kremlin también confirmó más tarde la visita del dirigente alemán.

"Sí, Schroder estuvo en Moscú recientemente y tuvo una reunión presencial con el presidente Putin y desde luego el excanciller (…) está muy preocupado por la situación actual y la crisis energética que estalla en Europa", dijo el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por la agencia de noticias rusa Sputnik.

En su entrevista, Schroder se refirió incluso a los posibles términos de un alto el fuego, aunque el plan difiera con las expectativas declaradas por Ucrania de recuperar las fronteras postsoviéticas originales.

"La idea de que el presidente ucraniano (Volodimir) Zelenski podrá recuperar Crimea militarmente es simplemente falsa", dijo Schroder sobre el territorio anexado por Rusia en 2014, tras el derrocamiento del Gobierno electo de Kiev en un levantamiento popular alentado por fuerzas proeuropeas.

En referencia a las provincias en disputa en el Donbass, Donetsk y Lugansk, el excanciller acusó a Ucrania de no cumplir con los términos de los Acuerdos de Minsk de 2014 y evaluó que la mejor manera de lograr la paz en la región sería "una solución similar a del modelo de cantón suizo", es decir una división en cantones o provincias semiautónomas.

Schroder, socialdemócrata y canciller alemán de 1998 a 2005, preside actualmente el directorio de la compañía de oleoductos Nord Stream y hasta mayo formó parte del directorio de Rosneft,​ empresa de petróleo propiedad del Estado ruso, a la cual renunció luego de meses de presión.

Es amigo personal del presidente ruso Vladímir Putin.

Al ser consultado sobre las entregas reducidas de gas a través del oleoducto Nord Stream, defendió la postura rusa en medio de una disputa entre Gazprom, Rusia, Canadá y Alemania en relación con las turbinas enviadas al extranjero para su reparación.

"Por qué (la turbina) está (en una instalación de Siemens en Mülheim) en Alemania y no en Rusia, no lo entiendo", señaló el excanciller y agregó que de cinco turbinas, cuatro están fuera de servicio por una razón u otra.

Sin acusar directamente a Putin, Schroder señaló que la guerra es un "error ruso"

"Considero que esta guerra es un error por parte del Gobierno ruso. Lo he dicho públicamente antes. Pero no tengo que desempeñar constantemente el papel de indignado, otros pueden hacerlo", afirmó.

Al ser presionado por su cercanía al Kremlin, se postuló para mediar en la solución de la crisis.

"Tal vez aún podría ser útil aquí nuevamente. Entonces, ¿por qué debería disculparme?, expresó.

Schroder ya sugirió que sus conexiones en el Kremlin podrían usarse en una campaña diplomática si lo desea, pero el canciller alemán actual, Olaf Scholz, ya dejó en claro que no se desea tal ayuda.

Al contrario, el partido de Schroder y Scholz, el SPD, al inicio de la guerra en Ucrania inició un proceso para tratar de expulsar al excanciller de la formación, algo que según Deutsche Welle podría llevar una década o más.

Por último, declaró que "Alemania y el Gobierno federal tienen una responsabilidad especial, especialmente junto con Francia" para tratar de solucionar el conflicto.

(Télam)