El Gobierno de Estados Unidos se encamina a retirar a las FARC de su lista de organizaciones terroristas extranjeras, un paso que podría dar en coincidencia con el 5to aniversario de la firma del acuerdo de paz que llevó a la guerrilla a abandonar la lucha armada y convertirse en un partido legal.

La agencia AFPO citó una fuente colombiana norteamericana que reveló que Washington ya envió una notificación al Congreso informando que “van a retirar a las FARC de la lista de organizaciones terroristas”, aunque el vocero de la diplomacia estadounidense, Ned Price, fue más escueto y señaló que el Departamento de Estado entregó "una notificación con las próximas medidas" al respecto.

Las FARC, que en verdad ya no existen como tal, está en la llamada “lista negra” estadounidense desde 1997.

El 24 de noviembre de 2016 el entonces presidente colombiano Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, líder de un ejército rebelde de 13.000 hombres y mujeres, firmaron un acuerdo de paz que permitió que la agrupación se convirtiera en un partido político,

"El proceso de paz y la firma del acuerdo de paz hace cinco años fue un punto de inflexión fundamental en el largo conflicto de Colombia", destacó Price, que puso de relieve que el entendimiento "ha encaminado a Colombia hacia una paz justa y duradera".

"Hemos hecho todo lo posible para preservarlo, en cada etapa", subrayó. Y "seguimos plenamente comprometidos a trabajar con nuestros socios colombianos en la aplicación del acuerdo de paz", acotó.

Click to enlarge
A fallback.

La agencia DPA, en tanto, señaló que el Departamento de Estado estadounidense había comenzado “las primeras consultas” con el Congreso colombiano para dar ese paso.

El diario The Wall Street Journal, en tanto, también dio por hecho la salida de las FARC de la lista como gesto de demostración de apoyo al acuerdo de paz.

Reveló además el diario que funcionarios colombianos que integraron el grupo que negoció varios años en La Habana con las FARC “habían estado presionando discretamente” a sus funcionarios estadounidenses para que retiraran la designación de terrorista al grupo.

La administración Joe Biden reconocería los pasos que dieron los integrantes de las exFARC para transformar su grupo en un partido político, ahora llamado Comunes y con bancas en las dos cámaras del Congreso colombiano.

El diario El Tiempo, de Bogotá, reseñó que la cuestión fue eje de una mesa redonda privada a finales de octubre que organizó el Instituto de Paz de Estados Unidos (USIP).

Varias fuentes le confirmaron al diario que funcionarios de la Casa Blanca evaluaban la medida como parte de un proceso de revisión interagencial que se realiza cada cinco años. (Télam)