Distintos especialistas en relaciones internacionales coincidieron hoy en la necesidad de "una reforma" del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) porque "ya no puede cumplir con las expectativas" de un conjunto de países que atraviesan un contexto "distinto" al de 1945, durante un evento organizado en Buenos Aires por la Embajada de Turquía.

"Las instituciones internacionales no están capacitadas para resolver los problemas globales", dijo a través de un video el director de comunicación de la Presidencia de Turquía, Fahrettin Altun, en el inicio de una jornada realizada en el Hotel Hyatt.

"Asia, América Latina y África no son representados por el Consejo de Seguridad de la ONU", remarcó Altun.

El evento, que fue moderado por el director de investigación de la fundación Investigación Política, Económica y Social (SETA, por su siglas en inglés), Kilic Bugra Kanat, tuvo como eje central la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU.

Desde su creación en 1945, este organismo está compuesto por cinco miembros permanentes con derecho de veto​: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China.

"El veto pasó a ser una política de privilegio de los cinco países", dijo el secretario general del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), Ricardo Lagorio, el primer orador del evento, en cuya organización también intervino el Directorio de Comunicaciones de la Presidencia de Turquía.

Lagorio subrayó que el "poder de veto", que según él fue "utilizado unas 280 veces" desde su creación, fue "comprensible" en un contexto de fin de guerra mundial como en 1945, pero "no en el siglo XXI".

En ese sentido, el director del Comité de Organizaciones Internacionales del CARI, Raúl Ricardes, señaló que "comenzó a avanzar el desmantelamiento del orden mundial que existe desde el '45".

Además, Ricardes mencionó la "ineficacia" del Consejo para mediar en el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia porque "uno de sus miembros" es miembro permanente y fundador y, pese a eso, "esta violando" los tratados con la invasión.

"Es el momento para hacer un llamamiento a los estados en conflicto para conversaciones de paz y estabilidad", agregó.

Por su parte, la profesora de la Universidad Fenerbahce Ece Baban resaltó que es "discriminatorio" que existan 5 países miembros permanentes.

"El veto afecta y no pueden proveer la paz del mundo", dijo.

Beban detalló que uno de los posibles cambios a realizar es "aumentar a 25 los miembros" y que sólo exista la categoría de "no permanentes".

Hace 30 años, un puñado de países creó un grupo denominado Unidos por el Consenso, con el objetivo de aumentar la cantidad de países representados en el Consejo de Seguridad la ONU.

Al día de hoy, este grupo es conformado por España, Canadá, Colombia, Costa Rica, Italia, Malta, México, Pakistán, Corea del Sur, San Marino, Argentina y Turquía.

"Argentina es históricamente un promotora de una reforma del Consejo de Seguridad la ONU", afirmó el docente y analista político Julio Burdman.

"Una de las reformas es la cantidad de miembros del organismo, que se mantiene inalterado", añadió.

Por otra parte, Burdman expresó que en la actualidad hay "bloques de países" que actúan "en conjunto" como "la OTAN y el Brics" y que pueden volver "obsoleto" al Consejo.

"Hay posibilidad de que venga un nuevo orden a través de bloques", deslizó Burdman y agregó: "Es un escenario bastante probable en los próximos años".

El evento contó con la presencia del embajador de Turquía en Argentina Sefik Vural Altay y el vicedirector de la Dirección de Comunicaciones de Turquía, Cagatazy Ozdemir. (Télam)