Al menos 11 civiles murieron en Ucrania en las últimas horas en ataques de Rusia y ucranianos en el este y sur del país, incluyendo bombardeos rusos a una ciudad cercana a una de las centrales nucleares más grandes de Europa.

Cuatro de las muertes ocurrieron en ataques rusos en nueve provincias de Ucrania en las últimas 24 horas que también dejaron por lo menos 10 civiles heridos, informó la Presidencia ucraniana en un comunicado.

Autoridades de la ciudad oriental de Dontesk, que desde 2014 está controlada por separatistas ucranianos prorrusos, informaron de bombardeos ucranianos que dejaron al menos cinco muertos y seis heridos, todos civiles.

Como en los últimos días, la sureña ciudad ucraniana de Mikolaiv volvió a ser atacada hoy con proyectiles por Rusia. Autoridades locales informaron de grandes explosiones, pero no había aún claridad sobre los daños provocados o sobre eventuales víctimas.

Mikolaiv es capital de la sureña provincia del mismo nombre, que limita por el norte con la de Jerson, que está casi totalmente ocupada por Rusia desde los primeros días de la invasión lanzada el 24 de febrero pasado.

Fuerzas rusas, además, dispararon 60 cohetes contra la ciudad de Nikopol, en la provincia central de Dnipropetrovsk.

Unos 50 edificios residenciales fueron dañados por los ataques en esa ciudad de 107.000 habitantes, y hubo proyectiles que dañaron el tendido eléctrico y dejaron sin energía a numerosos residentes.

Nikopol está ubicada al suroeste de la ciudad de Zaporiyia, al otro lado del río Dnieper. En Zaparoyia queda la central nuclear más grande de Ucrania, que está ocupada por fuerzas rusas desde los primeros días de la guerra.

El jefe del organismo de inspección nuclear de la ONU (OIEA), el argentino Rafael Grossi, ha expresado sus temores por la situación en la central atómica de Zaporiyia.

En el noreste de Ucrania, la segunda ciudad del país, Jarkov, estaba hoy bajo bombardeos rusos, dijo la Presidencia ucraniana.

Varias instalaciones industriales fueron alcanzadas por el fuego en Jarkov, que también es atacada con frecuencia, dijo la Presidencia, informó la agencia de noticias nacional Ukrinform.

En la cercana localidad de Chuhuiv, un cohete impactó en un edificio de viviendas de cinco pisos, agregó el comunicado de Presidencia.

Los combates más intensos en Ucrania se registran en la oriental región del Donbass, formada por las provincias de Donetsk y Lugansk. La región, corazón industrial y minero de Ucrania, es fronteriza con Rusia, y en ella el ruso es la lengua más hablada.

Rusia intenta conquista toda la región con una ofensiva en curso desde abril. Ya controla virtualmente toda Lugansk y la mitad de Donetsk. Separatistas prorrusos controlan allí extensos territorios desde 2014 en los que han proclamado "repúblicas populares".

Autoridades dijeron que ataques rusos en Donetsk golpearon edificios residenciales en varias grandes ciudades bajo control ucraniano y que una escuela fue destruida en el poblado de Ocheretyne.

Los residentes de Donetsk están siendo evacuados de manera compulsiva por el Gobierno ucraniano desde esta semana, debido a los extensos daños sufridos a raíz de las hostilidades, que dejaron la región casi sin gas, electricidad, agua y provisiones.

En la ciudad de Donetsk, la capital provincial, los separatistas que la controlan dijeron que cinco personas murieron y otras seis resultaron heridas por un bombardeo ucraniano contra una zona del centro, cerca de una teatro. (Télam)