Turquía reveló hoy, a través del presidente Recep Tayyip Erdogan, su intención de sumarse a la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), después de que el mandatario participara en una cumbre de la OCS en la ciudad uzbeka de Samarkand como invitado especial.

"Esto es el objetivo", afirmó Erdogan ante la prensa a su regreso del encuentro, que se celebró el jueves y viernes, cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que Turquía se convierta en miembro de la OCS.

"En los márgenes de la cumbre mantuvimos fructíferas reuniones bilaterales con los presidentes de Azerbaiyán, China, Mongolia, Uzbekistán, Rusia e Irán, así como con los primeros ministros de Pakistán y la India", repasó Erdogan.

Sin entrar en detalles, el mandatario dijo que sus encuentros incluyeron "intercambio de opiniones sobre relaciones bilaterales, así como sobre cuestiones globales de la actualidad".

"Espero que nuestras consultas y contactos produzcan buenos resultados", enfatizó, según la agencia Sputnik.

La OCS está integrada por China, Rusia, India, Pakistán, Kazajistán, Uzbekistán, Kirguistán y Tayikistán y fue fundada en junio 2001 como una organización política, económica y de seguridad, para rivalizar con las instituciones occidentales.

Aunque no es una alianza militar formal como la OTAN ni un bloque integrado como la Unión Europea, los países que la componen trabajan juntos en cuestiones de seguridad, cooperación militar y promoción del comercio. (Télam)