El partido indigenista Pachakutik, cuyo dirigente Yaku Pérez pelea codo a codo para lograr un lugar en el balotaje del próximo 11 de abril que definirá la Presidencia de Ecuador, convocó hoy en un comunicado a sus bases para una movilización al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que hagan "respetar la voluntad popular", luego de que su candidato alertara sobre "un intento de fraude" para dejarlo afuera de la segunda vuelta.

El coordinador nacional del partido, Marlon Santi, convocó a las bases provinciales, cantonales y parroquiales de Pachakutik, militancias de organizaciones sociales y bases de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) a salir a las calles para presionar al ente electoral hasta que anuncie el final del escrutinio de las elecciones del domingo pasado.

"Vamos a utilizar todos los recursos y los medios necesarios, legales y de hecho a nuestro alcance para hacer respetar la voluntad popular expresada en las urnas", aseguró en el comunicado, citado por el diario El Universo.

El movimiento indígena es el sector social con mayor capacidad de movilización en el país, como lo han demostrado una y otra vez en las últimas décadas. Sin embargo, el año pasado la dirección de la Conaie chocó con la de su brazo político, el Pachakutik, por la elección del candidato presidencial. Desde entonces, no está claro si la cabeza del movimiento social acompaña en un 100% la campaña de Pérez y, ahora, sus esfuerzos por entrar en la segunda vuelta presidencial.

Con un 99,59% de las actas procesadas y con miles observadas, la principal certeza es que el candidato correísta Andrés Arauz ganó con el 32,35% de los votos. La gran incógnita, en cambio es quién lo acompañará en el balotaje: Pérez se ubica segundo por ahora con el 19,73%, mientras que el empresario Guillermo Lasso lo sigue muy de cerca con el 19,59%.

La sorpresa de la jornada electoral, cuyos 15,93% de los votos serán centrales en el balotaje, fue Xavier Hervas, un empresario que se presentó como el candidato de una socialdemocracia bautizada como Izquierda Democrática.

Hoy el CNE procesaba aún actas en El Oro, Esmeraldas, Guayas, Loja, Los Ríos, Manabí, Morona Santiago, Pastaza, Europa, Asia y Oceanía, América Latina y el Caribe.

En tanto, ninguna fuerza lograría la mayoría necesaria de 69 escaños en la Asamblea Nacional, cuyos integrantes tomarán posesión del cargo el próximo 14 de mayo, por lo que el próximo Gobierno requerirá una complicada ingeniería de alianzas.

Ante esta situación, Arauz destacó ayer que la mayoría de los ecuatorianos votaron por fuerzas "progresistas" en los comicios y llamó a la unidad de estos partidos para garantizar la gobernabilidad en el país, afectado fuertemente por una crisis sanitaria y económica.

El economista, de 36 años, aseguró que su fuerza ya comenzó "conversaciones" con los partidos -tanto nacionales como locales- que representarán a "la unidad plurinacional y la socialdemocracia" en la futura Asamblea Nacional para alcanzar "acuerdos legislativos y programáticos". (Télam)