Uruguay retomará desde el lunes 17 las consultas presenciales en centros de salud, los estudios de diagnóstico y las cirugías, aun cuando la ocupación de camas de cuidados moderados e intensivos sigue siendo “importante”, anunciaron autoridades del Ministerio de Salud.

El subsecretario de Salud, José Luis Satdjian, destacó que debe “progresivamente retornar la atención presencial y las operaciones que hayan quedado postergadas”, mientras que el director general de Salud, Miguel Asqueta, aclaró que la vuelta será “paulatina” y con "ciertas cirugías que no deben ser postergadas", como las "mínimamente invasivas, que llevan procedimientos por los cuales no es previsible que se compliquen y que el paciente pueda retornar a su domicilio".

Según el diario montevideano El País, la Junta Nacional de Salud había notificado a prestadores de salud que la suspensión sería hasta el 31 de mayo, pero en la conferencia de prensa de hoy Asqueta señaló que nunca hubo “una directriz escrita, ni de ningún tipo que haya emanado del ministerio en cuanto a esas fechas".

El funcionario remarcó que “se venía trabajando desde hace tiempo en el ministerio en la inquietud lógica" de que "la atención de las personas es insoslayable".

"Aunque en este momento la situación de ocupación de camas de cuidados moderados y de cuidados intensivos es importante, siempre nos pareció en ese contrabalance que hay condiciones para volver a algunas formas de asistencia presencial", añadió Asqueta.

Con este nuevo paso se dispondrá de manera "obligatoria" un "aforo mínimo" de pacientes por hora y, si el médico considera en una llamada de telemedicina que “el paciente debe concurrir, este pueda hacerlo".

Además, Satdjian informó que se le solicitará a todos los prestadores de salud que para el sábado 15 presenten su plan de normalización de la atención médica "para el resto del año".

Uruguay tiene 24.541 casos de coronavirus en curso y acumula 204.120 desde el inicio de la pandemia. Hay 555 contagiados en cuidados intensivos y el total de fallecimientos es de 2.796.

Ayer se retomaron las clases presenciales en 726 escuelas del interior en las que trabaja un solo maestro, asisten menos de 20 estudiantes y se dictan clases multigrado, en el inicio de un plan escalonado en tres etapas para el área educativa.

Las medidas para atenuar la ola de contagios fueron más bien pocas -bajar la circulación y cerrar oficinas públicas-, lo que a menudo generó cruces entre el Gobierno y el Grupo Asesor de Científicos Honorario.

El expresidente José Mujica lamentó hoy que el país se haya “confiado y en demasía”, pese a que “en febrero los científicos alertaron sobre lo que se venía”.

“La libertad fue renunciamiento a luchar y la responsabilidad se terminó transformando en entierros. Se pudo haber evitado el aumento excesivo de los contagios y se pudo haber aminorado considerablemente el nivel de muertos”, remarcó.

(Télam)