El Gobierno peruano pasó a retiro al jefe de la Policia Nacional (PNP) y designó en su reemplazo al general Javier Santos Gallardo Mendoza.

La abrupta salida del general César Augusto Cervantes Cárdenas responde a que éste no informó sobre el allanamiento a los locales del oficialista partido "Perú Libre" e inmuebles de Vladimir Cerrón realizado el último sábado, según informaron fuentes citadas por el diario peruano El Comercio.

Gallardo cumplió funciones de director nacional de Orden y Seguridad de la PNP, cargo que desempeño desde fines del año pasado, durante el Gobierno de transición y emergencia liderado por Francisco Sagasti.

El nuevo comandante general de la PNP nació el 19 de agosto de 1964, se desempeñó previamente como director en la región policial Puerto Inca, Puno y en Seguridad Ciudadana.

El ex ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, que detentó el cargo durante el Gobierno del ex presidente Ollanta Humala, indicó que la PNP atraviesa una crisis institucional provocada desde el campo político. "En este contexto, pienso que los cambios resultan perjudiciales porque apenas hace un año y menos se dio de baja a 18 generales de manera abusiva y entro el general Cervantes".

"Salvo haya alguna inconducta personal del general Cervantes, me parece bueno y necesario un cambio. Pero si el cambio responde a temas de la coyuntura de ese servicio irregular al señor Cerrón (…), no creo que una medida así justifique un cambio", agregó.

El enroque se produce en momentos de tensa atmosfera política en Perú, y a menos de una semana que el primer gabinete ministerial del presidente Pedro Castillo obtuviera el voto de confianza en el Congreso, controlado por la oposición de derecha.

Por estos días, el Gobierno enfrenta una crisis ministerial.

El jefe del gabinete, Guido Bellido, anunció el lunes la salida del titular de Trabajo, Iber Maraví, a quien dijo le había pedido su renuncia, pero el ministro se negó a dimitir y el cambio quedó pendiente de la decisión del presidente Castillo. (Télam)