Perú registró una cifra récord de 11.260 casos confirmados de coronavirus en un día, su nivel más alto desde que irrumpió la pandemia en marzo del año pasado y cuando enfrenta una segunda ola que no da tregua al desbordado sistema sanitario.

Los 11.260 contagios reportados anoche por el Ministerio de Salud en las 24 horas previas superan los 10.143 del 16 de agosto pasado, que era hasta la fecha la cifra más alta desde el comienzo de la pandemia.

El promedio de los últimos siete días alcanza 8.130 casos diarios, una cifra menor sin embargo a la reportada en la peor semana de la crisis sanitaria, cuando el promedio marcó 8.340 casos diarios en la tercera semana de agosto de 2020.

Las muertes en 24 horas desde el martes a la noche sumaron 182, colocando en 162 decesos el promedio diario de la semana, menos que los 193 de la primera semana de marzo, dijo anoche el Ministerio, informó la agencia de noticias AFP.

El alarmante incremento coincidió con la difusión de un reporte oficial donde se señala que la variante brasileña del coronavirus es la causante del 40% de casos registrados los últimos meses en Lima.

"Un estudio ha permitido identificar a través de un muestreo en todo Lima que la principal variante causante del Covid-19, en un porcentaje de 40%, es la variante brasilera", dijo en conferencia de prensa el ministro de Salud, Óscar Ugarte.

Perú acumula 1.492.519 de casos de coronavirus y 50.656 muertos desde que se detectó el primer contagio a inicios de marzo pasado.

El país sudamericano llegó al millón de casos el 22 de diciembre y, al ritmo actual, se espera que supere esta semana el millón y medio.

La segunda ola, que se desató en enero luego de la Navidad y Año Nuevo, tiene a los hospitales al borde del colapso y sin camas libres en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Mientras, la vacunación contra la Covid-19 avanza a paso lento desde que empezó el 9 de febrero, debido a la falta de dosis cuya adquisición negocia el Gobierno.

Apenas 219.000 personas recibieron ambas dosis de la vacuna, según las autoridades sanitarias que esperan inmunizar a 24,5 millones de peruanos durante 2021, sobre una población de unos 32 millones.

Por el momento, la campaña de vacunación está limitada a personal de primera línea de salud, militares, policías y civiles mayores de 80 años.

El Gobierno anunció un confinamiento nacional durante la Semana Santa para prevenir la propagación del virus, por lo que cerrarán los comercios y se suspenderá el transporte aéreo y terrestre.

El incremento de casos ha provocado nuevamente largas filas para comprar cilindros de oxígeno medicinal, tal como ocurrió en el peor momento de la pandemia en 2020. (Télam)