En medio de una nueva jornada de protestas que demostró que la crisis sigue sin resolverse en Colombia, el presidente Iván Duque designó a su vice Marta Lucía Ramírez, como su canciller y a partir de hoy ejercerá simultáneamente los dos cargos, ocho días después de que la exministra Claudia Blum renunciara en medio de la represión de manifestantes.

"Quiero compartir una decisión que he tomado hoy, a través de la cual quiero designar a nuestra vicepresidenta de la República, la doctora Marta Lucía Ramírez de Rincón, como nueva canciller de la República", anunció Duque en una alocución vía streaming.

Con la flamante titular de Relaciones Exteriores a su lado, Duque destacó la “gran trayectoria” de Ramírez, que fue senadora y ministra de Defensa, y a quien le pidió trabajar para “reafirmar el talante democrático y la condición de ser respetuosos de los derechos humanos y de los valores democráticos” de su Gobierno, todas características que hoy ponen en duda organizaciones sociales, sindicatos, estudiantes y la oposición.

“Le pedí que asuma el reto de sacar adelante toda la política migratoria del país, fortalecer lazos en seguridad y defensa, pero también abrir nuevas fronteras para el país, con nuestra representación en la OCDE, en la Alianza del Pacífico, en la Comunidad Andina de Naciones, en la OTAN, en la OEA y en la ONU”, afirmó el mandatario, que dijo tener “todas las garantías de que la Cancillería estará en excelentes manos”.

A su turno, Ramírez resaltó el “honor” de haber estado tres años en la gestión de Duque, y subrayó que Colombia está “en un momento particularmente importante en su agenda internacional, que debe servir para conectarse con el mundo, a partir del gran potencial para traer inversiones”.

“Un desarrollo más profundo y las oportunidades de emprendimientos debe traer prosperidad, bienestar… Deben servir para dignificar la vida de los colombianos. Que el mundo vea la Colombia de la libertad, de los valores democráticos”, expresó la funcionaria, sin mencionar la actual convulsión social que tiene paralizado al país hace tres semanas.

Ramírez ocupará la plaza que dejó libre Blum, renunciada en medio de la severa crisis que atraviesa el país, marcada por 22 días continuos de movilizaciones y protestas de diversos sectores, con advertencias desde varios bloques internacionales por la represión de las fuerzas de seguridad.

La de Blum fue la segunda salida del gabinete desde el comienzo de las protestas porque ya a fines de abril se fue el hasta entonces ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, tras la decisión del Gobierno de retirar el proyecto de reforma tributaria que dio inicio a las movilizaciones.

No es el primer caso en Colombia que el vicepresidente ejerce también la jefatura de una cartera: Gustavo Bell, vice de Andrés Pastrana de 1998 al 2002, fue ministro de Defensa desde mayo de 2001 hasta el fin del mandato presidencial. (Télam)