Todas las centrales sindicales de Colombia, organizaciones sociales y comunidades indígenas coincidirán mañana en un paro nacional con movilizaciones en varias ciudades en rechazo al proyecto del gobierno de reforma tributaria, desoyendo el pedido del Ejecutivo para que se eviten las concentraciones que pueden empeorar el cuadro sanitario, en momentos de fuerte suba de contagios de coronavirus.

El propio presidente Iván Duque hizo hoy un llamado a que mañana se privilegie “la salud y la vida” y se desarmen las protestas callejeras, y a favor de que “a partir de las propuestas sorteemos, en las instituciones que fueron creadas para el propósito deliberativo de la democracia, el camino para salir adelante”.

Duque pidió escuchar las alertas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el aumento de casos y muertes en las últimas semanas y aunque remarcó que respeta el derecho a la protesta, señaló que es necesario “proteger a quienes están salvando vidas en las clínicas del país”.

El mandatario pronosticó que las concentraciones de mañana “se convertirán en las unidades de cuidados intensivos que se solicitarán dentro de las próximas semanas”.

También la Conferencia Episcopal y varias organizaciones empresarías pidieron aplazar la protesta o, al menos, cambiar la modalidad, pero los organizadores, entre ellas las centrales CUT, CTG y CTC, ratificaron la veintena de movilizaciones previstas.

El proyecto de reforma tributaria propone gravar los servicios públicos, ampliar la base de contribuyentes e imponer el IVS en varios servicios públicos, de modo de recaudar unos 6.7800 millones de dólares.

Cuando hizo pública la iniciativa, la carera de Hacienda la presentó como Ley de Solidaridad Sostenible, “una propuesta de carácter social que busca incrementar los esfuerzos en la lucha contra la desigualdad y la pobreza, especialmente, después de los efectos económicos y sociales causados por la pandemia”.

La iniciativa tiene trámite de urgente en el Congreso, pero el rechazo incluye aún algunos sectores del oficialismo, que trabajan en algunas reformas. El ministro Alberto Carrasquilla estuvo hoy en comisiones del legislativo para defender el texto.

El titular de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés, confirmó hoy las marchas de mañana. “Los mayores picos de contagio se han dado después de los días sin IVA y ha dicho el Ministerio de Salud que el principal foco de contagio es el transporte masivo. Después de las movilizaciones que hemos hecho en meses anteriores, el año pasado, nunca se presentaron elevaciones sustanciales en los picos de contagios”, señaló, en declaraciones a Blu Radio.

El sindicalista detalló que las manifestaciones se harán con “los protocolos de bioseguridad respectivos” y destacó la necesidad de marchar porque “los colombianos están cansados de la gestión del presidente Iván Duque y quieren dejar sobre la mesa que no apoyan la reforma tributaria que el mandatario quiere aprobar”.

Solo en Bogotá habrá 20 puntos de concentración, para confluir en la Plaza Bolívar.

Colombia registra algo más de 71.000 muertos por Covid-19, una suba importante de casos y ciudades en las que la ocupación de unidades de cuidados intensivos está al tope. Des el inicio de la pandemia, el país tuvo 2.787.000 positivos, de los cuales 103.600 son activos.

Bogotá tiene una ocupación por encima del 90% de camas de terapia y Medellín del 99%, en tanto en la mayor parte del país escasea el oxígeno. (Télam)