La incidencia de nuevos contagios de coronavirus en siete días volvió a marcar un máximo histórico en Alemania al registrar 438,2 casos por cada 100.000 habitantes, informó hoy el Instituto Robert Koch (RKI).

El RKI, encargado del control de la enfermedad en el país, señaló la evolución de este indicador -que mide el número de casos nuevos en un determinado período-, e indicó que la víspera el valor fue de 419,7, hace una semana de 340,7 y hace un mes de 113,0, según informó la agencia alemana de noticias DPA.

Las autoridades sanitarias notificaron al RKI un nuevo récord de contagios, con 76.414 nuevas infecciones de coronavirus en las últimas 24 horas, un 44% más que los registrados una semana atrás, cuando los nuevos casos fueron 52.970.

Por otra parte, en toda Alemania fallecieron 357 personas debido al coronavirus o bien en relación con la enfermedad en las últimas 24 horas.

Una semana atrás habían sido 201.

El RKI ha contabilizado 5.650.170 infecciones probadas por Sars-CoV-2 desde el comienzo de la pandemia, aunque es probable que el número total real sea muy superior, ya que muchas infecciones no se detectan.

Click to enlarge
A fallback.

La tasa de incidencia hospitalaria -el principal parámetro para un posible endurecimiento de las restricciones- fue hoy de 5,97 por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del RKI, también en ascenso frente al valor de 5,79 del jueves.

El valor más alto registrado hasta ahora se produjo en la pasada época navideña con unos 15,5.

El RKI informó asimismo que el número de personas recuperadas de Covid-19 asciende a 4.775.300.

La cifra de habitantes que murieron a causa de una infección probada por Sars-CoV-2 o relacionada con ella aumentó a 100.476.

La pandemia de coronavirus emerge como el principal desafío para la nueva coalición gubernamental que debe tomar las riendas en diciembre tras un acuerdo anunciado ayer entre socialdemócratas, verdes y liberales.

"La situación es grave", admitió el líder socialdemócrata Olaf Scholz, que debe convertirse en el futuro jefe de Gobierno de Alemania y relevar a Angela Merkel.

Los hospitales en ciertas regiones ya enfrentan "una sobrecarga aguda" que hace necesario el traslado de pacientes, advirtió esta semana Gernot Marx, presidente de la federación alemana de médicos de cuidados intensivos.

En el caso alemán, el porcentaje de población completamente vacunada se sitúa alrededor del 69%, por debajo de otros grandes países europeos como España, Francia o Italia.

Por ahora, la futura coalición de Gobierno descarta la idea de un confinamiento nacional y apuesta por la generalización de un certificado sanitario en los transportes y restricciones de acceso para los no vacunados a ciertos lugares.

Scholz indicó también que Alemania tenía que "estudiar" una eventual "extensión" de la obligación de vacunarse, actualmente en vigor en el ejército y en los establecimientos sanitarios y de cuidados.

Asimismo, se comprometió a desbloquear 1.000 millones de euros (1.120 millones de dólares) para el personal sanitario.

El Gobierno saliente de Merkel, en coalición con los socialdemócratas, prolongó el miércoles hasta abril de 2022 las ayudas acordadas a las empresas afectadas por los cierres y las caídas de ingresos por la pandemia. (Télam)