El empresario Simon Wolfson, director ejecutivo de Next, una de las cadenas minoristas más grandes del Reino Unido, y destacado defensor del Brexit, pidió hoy al Gobierno que flexibilice las reglas para los trabajadores extranjeros para aliviar la escasez de mano de obra generada por la salida del país de la Unión Europea (UE).

Wolfson aseguró que no obtuvo "el Brexit que quería" y consideró que la actual política de inmigración está paralizando el crecimiento económico.

"Tenemos gente haciendo cola para venir a este país a recoger cosechas que se están pudriendo en los campos, a trabajar en almacenes que de otro modo no serían operables, y no les estamos dejando entrar. Y tenemos que adoptar un enfoque diferente de la migración económicamente productiva", dijo en una entrevista en la BBC.

"Creo que, en lo que respecta a la inmigración, definitivamente no es el Brexit que yo quería o, de hecho, el que muchos de los que votaron por el Brexit querían", sentenció.

Añadió que la mayoría de los británicos tienen una "visión muy pragmática" de la inmigración.

"Sí, hay que controlarla, cuando sea perjudicial para la sociedad, pero hay que dejar entrar a la gente que pueda contribuir", dijo Wolfson.

El fin de la libre circulación exacerbó los problemas de contratación a los que se enfrentan los empleadores del Reino Unido, ya que solo se permite el ingreso a través de una visa que se obtiene cumpliendo ciertos requisitos, como el idioma y la profesión.

Durante la mayor parte de las últimas dos décadas, la UE fue la principal fuente de migración laboral al Reino Unido, según el Observatorio de Migraciones de la Universidad de Oxford.

El trabajo es un factor importante para la migración general hacia el Reino Unido, junto con la familia y los estudios internacionales, y los empleadores han dependido especialmente de los trabajadores de la UE en algunos puestos de logística, fabricación de alimentos y hotelería.

En promedio, entre 2010 y 2019, el 40% de los inmigrantes que se mudaron al Reino Unido durante al menos un año dijeron que su principal motivo para mudarse era el trabajo, de acuerdo a datos de la Oficina de Estadísticas (ONS). (Télam)