Un centenar de funcionarios designados poco antes del fin de su mandato por el entonces presidente Donald Trump en distintas “asesorías” del Pentágono deberá buscar nuevo empleo, porque el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, eliminó al menos una treintena de grupos de asesoría política.

"Las juntas asesoras han desempeñado y seguirán desempeñando un papel importante en la configuración de las políticas públicas" del Departamento de Defensa, pero "la responsabilidad de la administración requiere que evaluemos continuamente para asegurarnos de que cada comité asesor proporcione el valor apropiado", explicó Lloyd, según publicó The Wall Street Journal y recogió la agencia Europa Press.

En las últimas semanas de la administración Trump, el entonces secretario de Defensa interino, Chris Miller, nombró a varios partidarios del expresidente para que se sumaran a estos consejos.

Entre los beneficiados con cargos está el polémico general retirado Anthony Tata, conocido por sus incendiarias diatribas a través de la red Twitter.

En un memorando fechado el pasado sábado, Austin firmó el despido de todos los integrantes que desde el 16 de febrero de 2020 conformaban poco más de una treintena de grupos de asesoría.

Ordenó además suspender la operación de otras 42 de estas juntas mientras el Pentágono revisa su actividad.

La medida de Lloyd no afecta de manera inmediata a aquellas designaciones llevadas a cabo por el Congreso o por el expresidente Trump, pero sí a aquellas que fueron obra de los anteriores secretarios de Defensa, o de los líderes militares de las Fuerzas Armadas.

Además de Tata, también se verán afectados por esta decisión Scott O'Grady, un antiguo piloto de la Fuerza Aérea estadounidense que usó bastante seguido su cuenta en Twitter para impulsar las denuncias de fraude electoral, el director de campaña de Trump en 2016, Corey Lewandowski, y su subdirector, David Bossie. (Télam)