Un representante del estado de Pensilvania fue reelegido por amplia mayoría en las elecciones de ayer, según cifras provisionales publicadas por medios locales estadounidenses, pese a que murió hace un mes a causa de un cáncer.

Se trata del demócrata Tony DeLuca, fallecido por las complicaciones de un linfoma a los 85 años, el 9 de octubre pasado, cuando ya era demasiado tarde para modificar las papeletas electorales.

El legislador local, que se presentaba desde hace 20 años por la circunscripción 32 de Pensilvania, de los alrededores de Pittsburgh, en la cámara baja de ese Estado, fue reelegido con un 86% de los votos tras el conteo del 98% de los sufragios.

Esta elección genera de forma automática un nuevo escrutinio.

"Estamos terriblemente tristes de haber perdido al representante Tony DeLuca, pero estamos orgullosos de ver que los votantes continuaron manifestando su confianza en él y su compromiso con los valores democráticos reeligiéndolo de forma póstuma", tuiteó la dirección del partido demócrata en Pensilvania. (Télam)