El vicepresidente del Senado chileno, el democristiano Jorge Pizarro, dijo hoy que el proyecto de indulto a los presos del estallido social de 2019 impulsado por el presidente electo, Gabriel Boric, está "mal hecho y mal enfocado" y que si es votado en su estado actual será rechazado.

"Yo creo que el presidente Boric tiene que decir claramente si quiere que lo rechacen (el proyecto) o si quieren que lo aprueben. Si quiere que lo rechacemos, lo votamos esta semana; si quiere que lo aprueben hay que entrar a una discusión en particular y buscar acuerdos más allá de lo que está establecido en ese proyecto, dijo Pizarro.

Según el medio digital chileno CIPER, aún hay 77 personas detenidas por el estallido social de octubre de 2019 y que remeció el modelo económico e institucional chileno.

De esos 77, 28 ya fueron condenados y 47 se encuentran en prisión preventiva. De estas, 34 no tienen condenas previas, según datos del Poder Judicial, Fiscalía y la Defensoría.

El tema del indulto a este grupo divide aguas y polariza la agenda política chilena, e incluso permeó los debates en la Convención Constitucional, cuando su anterior presidenta, la líder mapuche Elisa Loncon, y la actual, María Elisa Quinteros, solicitaron a los legisladores apurar una decisión al respecto, con la firme oposición de la derecha.

Esta semana, Boric abordó el proyecto de ley de indulto para los presos, asegurando que espera que en el Congreso actúe con celeridad para que se resuelve durante enero.

Click to enlarge
A fallback.

"Nosotros hemos conversado como equipo con los familiares y entendemos que esto es una situación que es difícil, y esperamos que se resuelva en el actual Congreso, y hacemos un llamado y lo hemos conversado también con el senador presidente de la Comisión de Constitución", indicó.

También declaró que se está buscando alcanzar el mejor acuerdo posible, porque se requieren dos votos de los senadores de derecha.

"Yo espero que haya una comprensión de que, para lograr justamente el clima que necesitamos para poder abordar todas las transformaciones que queremos hacer, tiene que haber colaboración de todos los sectores", precisó.

Pizarro insiste con que el proyecto "es malo, está mal hecho y mal enfocado".

"Todo el mundo reconoce" que el proyecto está malo, "hasta los propios patrocinantes del proyecto", aseguró y advirtió que "lo que se plantea, como búsqueda de solución, es el tema de las prisiones preventivas excesivas y el no término a tiempo de los juicios que establezcan las responsabilidades, eso es lo que queremos solucionar, eso es lo que ha dicho el presidente Boric que hay que solucionar, y bueno, eso el proyecto no lo plantea". (Télam)