El vicepresidente de Ecuador, Alfredo Borrero, dio positivo en coronavirus, en medio de un fuerte repunte de los casos en el país que obligó al Gobierno a retornar al teletrabajo en las dependencias públicas, informó el Gobierno.

Autoridades sanitarias de Ecuador ya han reportado transmisión comunitaria de la altamente contagiosa variante Ómicron del coronavirus, aunque su predecesora Delta sigue siendo la predominante en la nación andina.

El contagio de Borrero, de 66 años, fue anunciado anoche por la Vicepresidencia, que en un comunicado dijo que presentaba sintomatología leve y estaba aislado en su casa.

La nota agregó que ya contaba con la pauta completa de vacunación y el refuerzo, informó la agencia de noticias DPA.

El propio vicepresidente informó luego en su cuenta de Twitter que se había contagiado y acompañó su mensaje con una foto del comunicado de la Vicepresidencia.

"Aunque seguimos todas las medidas de bioseguridad, esta vez me tocó a mí. Enfrentaré esta enfermedad con la confianza de estar vacunado. La pandemia sigue entre nosotros, cuidémonos y acudamos a vacunarnos. ¡Gracias por su apoyo!", expresó Borrero.

Click to enlarge
A fallback.

El presidente, Guillermo Lasso, le deseó una pronta recuperación.

"Querido @ABorreroVega, te deseo una pronta recuperación. Es muy importante que todos sigamos las medidas de bioseguridad y completemos el esquema de vacunación, con la dosis de refuerzo. Cuidémonos y protejamos a nuestros seres queridos", escribió Lasso en Twitter.

En la última semana, Ecuador sufrió un fuerte aumentó de los contagios, por lo que tomó nuevas medidas sanitarias, entre ellas una vuelta parcial al trabajo remoto en las instituciones públicas, y exhortó al sector privado a tomar una medida similar para contener la expansión del virus.

Las autoridades sanitarias explicaron que las infecciones se incrementaron en las provincias costeras de Guayas y Manabí, en las andinas Pichincha (cuya capital es Quito) y Tungurahua y en la amazónica Pastaza.

En diciembre se registraron 24.287 casos, más del doble de lo reportado en noviembre (9.513) y del triple de lo de octubre (7.556).

Con más de 33.000 fallecidos, Ecuador sigue siendo el séptimo país latinoamericano con más muertes a causa de la pandemia.

Ecuador, con 17,7 millones de habitantes, ha completado el esquema de vacunación para un 79% de la población mayor de cinco años y desde febrero planea empezar a inmunizar a los menores de esa edad.

A la vez, está suministrando un primer refuerzo de tercera dosis a los mayores de 50 años, alcanzando ya a casi 1,1 millones de personas.

A mediados de diciembre, Lasso anticipó que no habrá confinamiento, pero que se exigirá el carnet de vacunación. (Télam)